¿Ni Aguirre, ni Zeferino?, ¡quién sabe!

Escrito por  Nov 08, 2017

En el supuesto de que en su condición de consejero nacional de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Rubén Cayetano García tuviera la autoridad suficiente para hacer inclusiones y exclusiones en el partido, habría que dar por hecho que ni Ángel Aguirre Rivero, ni Zeferino Torreblanca Galindo, ex gobernadores ambos, serían candidatos a un puesto de elección popular por ese partido.

Cayetano García basa su afirmación en que los dos ex mandatarios representan proyectos políticos muy distintos a lo que es Morena, y los dos están en la categoría de gobernantes que han cometido actos contra el pueblo, y por tanto no podrían ser candidatos a nada.

Quizá si fuera el dirigente estatal, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, o el enlace nacional, César Núñez Ramos, quienes emitieran una postura en ese sentido, habría que conceder otra perspectiva a tal invalidación.

Por su parte, el representante ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de ese instituto político, Sergio Montes Carrillo, consideró que ni ética, ni moral, ni políticamente, los dos ex gobernadores podrían ingresar a Morena. “Si ellos entraran, muchos saldríamos”, vaticinó.

Estimó que, si bien no es imposible que ambos ex mandatarios tengan pláticas con la dirigencia nacional, eso no implica que vayan a tener un cargo, y menos por la vía plurinominal.

Si bien ambos directivos descartan la probabilidad de que los dos ex mandatarios sean postulados a un cargo, lo cierto es que, se sabe, Torreblanca Galindo se mueve considerando la posibilidad de ser candidato a alcalde. Se habla de que las preferencias en su favor son muy elevadas y que podría ser precisamente Morena el partido que lo cobije.

Torreblanca Galindo no resulta ser carismático, sobre todo porque en su manera de expresarse es muy claro, directo y claridoso; no obstante, tiene fama de ser buen administrador, lo cual demostró lo mismo como presidente municipal de Acapulco que como gobernador.

Respecto a Aguirre Rivero, con la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa sobre sus espaldas, igual se menciona su interés en reingresar a la lucha política. Y si alguno de los dos ex gobernadores o los dos llegan a ser tomados en cuenta por Morena, no es en el ámbito local donde seguramente se tomaría la decisión, sino en el nacional se determinará si cuentan con las prendas para ese efecto, y tal vez a ello se debe la mesura de Sandoval Ballesteros y Núñez Ramos. n