Posible, un salario mínimo de más de 100 pesos

Escrito por  Esthela Damián Peralta Nov 01, 2017

En la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, la mano de obra barata en México ha sido motivo de tensiones entre los socios comerciales. Estados Unidos y Canadá exigen nivelar la cancha del juego, pero los políticos mexicanos y la iniciativa privada se niegan a una alza salarial que permita una mayor competencia.

En México el salario mínimo es de 80.04 pesos diarios, alrededor de 10 pesos la hora, mientras que en Estados Unidos es de 7.25 dólares la hora, y en Canadá, de 10 dólares canadienses la hora, de acuerdo con los gobiernos de cada país.

Jerry Días, presidente del sindicato canadiense Unifor, aseguró que es posible subir el salario mínimo y aunque reconoció que tendría un efecto en las ganancias destacó que lo que importa es que la gente no sea explotada.

Tras la presentación formal de una propuesta laboral del gobierno de Canadá dentro de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el sindicato canadiense Unifor aseguró que es posible subir el salario mínimo en México hasta 15 dólares, incluso a pesar de tener un impacto para la iniciativa privada.

Aunque los negociadores mexicanos han rechazado que se aborde el tema salarial dentro de las propuestas, el representante del mayor sindicato canadiense destacó que la explotación que hacen las compañías en México debe detenerse, y las autoridades deberían evitar estar del lado de los corporativos.

Otro de los puntos donde la propuesta laboral canadiense está enfocada son los sindicatos falsos o alineados hacia los intereses de los empresarios.

No pasa inadvertido el hecho de que migrantes mexicanos que actualmente trabajan en Vancouver, Toronto y Montreal, Canadá, han asegurado que vale la pena salir de México, incluso indocumentados, pues sus trabajos les garantizan un mejor salario y derechos laborales, aunque reconocen que el estilo de vida es más caro en el país al que migraron.

Recientemente, los integrantes de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) acordaron un aumento al salario mínimo general, cuyo monto será determinado en los próximos días.

El Consejo de Representantes de la Conasami –conformado por los patrones, los sindicatos y el gobierno federal– determinó que existen condiciones económicas que justifican la revisión del mínimo.

El aumento será determinado mediante la fórmula del Monto Independiente de Recuperación (MIR), la cual determina un incremento en porcentaje y otro en pesos.

Dicho acuerdo está acompañado de las propuestas que presentaron la Coparmex y el Congreso del Trabajo en la materia; que solicitan un alza del monto actual del minisalario de 80.04 a 95.24 y 100 pesos diarios.

El sector patronal aseguró que un incremento de 15 pesos al salario mínimo es manejable para las empresas en una primera etapa. Después, el aumento podría llegar a los 100 pesos diarios.

La propuesta de la Confederación, de pasar de los 80.04 pesos a los 95.25 pesos, se basa en la meta para llegar a la línea de bienestar dictada por el Coneval.

Argumentan que el aumento de 15 pesos es lo que las empresas podrían asimilar en este momento de manera razonable.

En tanto que en diciembre se espera que haya una nueva negociación para que se logre un aumento porcentual del salario mínimo, tomando en cuenta la inflación.

Eso sería como un primer paso y seguramente en los próximos meses podría haber otros ajustes. El sector patronal tiene la certeza de que el salario mínimo debe incrementarse de 5 a 8 pesos reales cada año para que llegar en 2030 a un óptimo.

Entretanto, el sector obrero puso sobre la mesa de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos la propuesta de elevar el salario mínimo por arriba de los 100 pesos.

La iniciativa privada considera que, si se acuerda un nivel menor a los 95 pesos que propone, sería también un paso en la dirección correcta, siempre y cuando se acuerden otros incrementos.

Ciertamente, en estos momentos  están las condiciones para dar el paso, para que por primera vez en décadas el salario mínimo general llegue a la línea de bienestar.

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, mantuvo su expectativa de que el índice de precios regrese a rangos de 3 por ciento a finales de 2018. Dijo que la inflación en México alcanzó su punto más alto en agosto pasado.

En octubre se situó en un rango de 6.3 por ciento, pero alcanzó su punto más alto en agosto pasado, y se espera que dicho incremento sea temporal y converja a su objetivo de 3 por ciento a finales del próximo año.

El aceleramiento en la inflación durante 2017 se debió fundamentalmente a la liberalización de los precios de los energéticos en el país y en particular de los de las gasolinas, así como el incremento a diversos precios de productos agropecuarios y del salario mínimo. n