La Escuela de Aviación México informó que el domingo por la tarde, fue encontrada la avioneta de esa institución que se perdió desde el 1º de septiembre, cerca Coyuca de Benítez. La Escuela de Aviación México informó que el domingo por la tarde, fue encontrada la avioneta de esa institución que se perdió desde el 1º de septiembre, cerca Coyuca de Benítez. Foto: Rodolfo Valadez Luviano

Encuentran la avioneta desaparecida el 1º de septiembre

Escrito por  Héctor Briseño y Rodolfo Valadez Luviano Oct 17, 2017

Un campesino halló la aeronave en El Zapote, municipio de Coyuca de Benítez, da a conocer el vocero de seguridad, Álvarez Heredia


Autoridades confirmaron el hallazgo de la avioneta tipo Cessna modelo 152 de matrícula XB-MZN C15, perdida desde el 1º de septiembre pasado, en el municipio de Coyuca de Benítez, mientras dos pilotos pertenecientes a la Escuela de Aviación Acapulco, efectuaban un vuelo entre Zihuatanejo y Acapulco.

El hallazgo fue realizado por un campesino en la localidad serrana El Zapote, municipio de Coyuca de Benítez.

El vocero del gobierno de Guerrero en materia de seguridad, Roberto Álvarez Heredia, confirmó que el hallazgo fue realizado en el cerro El Zapote, entre los municipios de Coyuca de Benítez y Atoyac de Álvarez.

La localización de la aeronave fue reportada por autoridades municipales de Coyuca de Benítez desde el domingo por la tarde.

Trabajadores de la Fiscalía General del Estado, peritos del Servicio Médico Forense y agentes del Ministerio Público, así como de la Secretaría de Protección Civil estatal, se trasladaron al sitio del hallazgo para realizar peritajes y las diligencias de ley.

De acuerdo con la Escuela de Aviación México, en la aeronave viajaban dos personas, un instructor y su alumno; el último contacto que se tuvo con ellos fue el pasado sábado 1º de septiembre, a las 19:30 horas, cuando el aparato regresaba de Zihuatanejo, a la altura de Coyuca de Benítez, con dirección hacia Acapulco.

Brigadistas de la Protección Civil estatal y municipal, Ejército y la Secretaría de Marina, además de los dos tripulantes de la aeronave y la policía estatal, mantuvieron la búsqueda de la avioneta, en operativos especiales por tierra y por mar, incluso con la participación de buzos, mientras las condiciones del clima lo permitieron, sin que se presentaran resultados positivos.

En la avioneta viajaban Hugo Alfredo Acuña Ortiz, de 21 años, originario de Zacatecas; y Jesús Fernando Rivera García, de 20 años, originario de Durango; instructor y estudiante.

Personal de la Escuela de Aviación se trasladó desde las primeras horas de la mañana de este lunes a Coyuca de Benítez, para trasladarse al lugar del impacto y participar en las labores de reconocimiento del aparato y confirmar el hallazgo e identificación de los cuerpos de los tripulantes de la avioneta.

 

Confirma la Escuela de Aviación México la información

Por su parte, la Escuela de Aviación México informó que el domingo por la tarde, fue encontrada la avioneta de esa institución que se perdió desde el pasado 1º de septiembre e indicó que dentro de la aeronave se hallaban los cuerpos de los tripulantes Fernando Rivera García y Hugo Alfredo Acuña Ortiz.

De acuerdo con información dada a conocer en su página de Facebook de la escuela, el punto de impacto de la avioneta se localizó a hora y media de camino a pie, a partir del poblado de El Zapote.

La dirección de la escuela expresó su apoyo a los familiares, agradeció a las instituciones y personas que apoyaron la búsqueda y agregó que una vez que la autoridad aeronáutica determine las causas probables que originaron el accidente darán más información.

La información fue corroborada en la página de Fecebook de L-755 Noticias, en la que indica que de acuerdo con información proporcionada por un familiar cercano, a las 19 horas del domingo, Fernando Rivera Ávila, padre de Fernando Rivera García, uno de los tripulantes, dio a conocer que la avioneta fue localizada, sin dar más detalles del punto de localización.

El hallazgo fue hecho por un cazador que llamó a los números telefónicos publicados en las alertas que se emitieron, en las que además se ofrecía una gratificación.

El padre concluyó que “gracias a Dios acabó la incertidumbre, es difícil, se nos derrumbó la vida, es volver a vivir el mismo duelo del 1º de septiembre pasado”.