El director del Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan, Abel Barrera Hernández, fue acreedor del premio Amalia Solórzano, por su labor en defensa y promoción de los derechos humanos en el estado de Guerrero. El director del Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan, Abel Barrera Hernández, fue acreedor del premio Amalia Solórzano, por su labor en defensa y promoción de los derechos humanos en el estado de Guerrero. Foto: Salvador Cisneros Silva

Director de Tlachinollan recibe premio por su defensa de los derechos humanos

Escrito por  Salvador Cisneros Silva Oct 12, 2017

Terminar con políticas de discriminación contra indígenas de la Montaña, el fin, dice

Llega en un momento coyuntural para reconocer el trabajo de ONG, indica Abel Barrera Hernández


Tlapa, 11 de octubre. El director del Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan, Abel Barrera Hernández, fue acreedor del premio Amalia Solórzano, por su labor en defensa y promoción de los derechos humanos en el estado de Guerrero. Así mismo, aseguró que el premio llegó en un momento coyuntural para reconocer el trabajo de las organizaciones de derechos humanos en un México lleno de violencia.

El premio  Amalia Solórzano, es entregado a personas o instituciones que se hayan distinguido por su trabajo en la defensa de la soberanía de los pueblos, el mejoramiento de los pueblos indígenas, la paz, la lucha contra la marginación y las exclusiones sociales, los derechos humanos, la integración latinoamericana, la educación, la ciencia y cultura.

En entrevista con Abel Barrera, este aseguró que el premio sería una forma de visibilizar el trabajo fundamentar que realiza la organización de derechos humanos por la lucha de la democracia en México.

“Para nosotros este premio nos dará un impulso para continuar promoviendo el respeto de los derechos humanos de los pueblos indígenas, y que el trabajo que hemos realizado como organización desinteresada continua dando frutos para lograr una democracia”, indicó.

Aseguró que Tlachinollan, continuará su trabajo social con el cual ha logrado reconocer los derechos de los pueblos y las familias indígenas mas pobres del México.

“Creemos que el tema de los derechos humanos es una realidad, en estos tiempos tan caóticos, de mucha violencia, de corrupción, omisión y discriminación de las autoridades a los pueblos”, agregó.

Resaltó que la organización de derechos humanos que naciera hace 23 años, ha tenido como fin la construcción de la democracia, el respeto de la dignidad de las personas, terminar con las políticas que discriminan, excluyen y atentan contra la vida de los pueblos indígenas de La Montaña.

Barrera Hernández, reconoció que el premio será de gran importancia para continuar apoyando la lucha de los padres que aun buscan a sus hijos, quienes no han dejado la demanda de la presentación con vida de 43 jóvenes.

“El premio servirá reconocer que el trabajo que hacen los defensores de derechos humanos ha sido fundamental para México, quienes le hemos dado rostro a los desaparecidos, voz a los oprimidos, evidenciando la corrupción, los crímenes de estado y el involucramiento del crimen organizado con los agentes del estado”, concluyó.