Diputados omisos

Escrito por  Sep 30, 2017

Finalmente, alguien se dio cuenta en el Congreso local de que los diputados tienen pendiente armonizar la Ley 701, de Reconocimiento, Derechos y Cultura de los Pueblos y Comunidades Indígenas del Estado de Guerrero, que regula la operación de las policías comunitarias.

Hace cinco meses venció el plazo para que los diputados llevaran a cabo este trabajo, pero han sido omisos, pues ni los partidos políticos en los que militan, ni el Poder Ejecutivo, los presionan para que cumplan su responsabilidad.

En la sesión de este jueves, la fracción parlamentaria del PRD apremió a las comisiones del Congreso a que resuelvan las diversas iniciativas relacionadas con los temas indígenas, entre ellas la referente a la Ley 701.

 El diputado Ociel Hugar García Trujillo, vicecoordinador parlamentario del PRD, les recordó que se han presentado al menos tres iniciativas dirigidas a la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos para acelerar el procedimiento, y advirtió que mientras no se dictamine la iniciativa de reforma al artículo 14 de la Constitución, presentada por el gobierno estatal, para delimitar la actuación de la Policía Comunitaria, la Ley 701 no puede ser ajustada.

Recordó que entre la Comisión de Asuntos Constitucionales y las comisiones unidas de Asuntos Indígenas y de Justicia existe un acuerdo para que las dos últimas dictaminen las iniciativas presentadas por Morena, PRD, Movimiento Ciudadano y diversas organizaciones sociales; aseguró que, de no agilizar el proceso, las comisiones unidas procederán en consecuencia.

También la diputada de Morena, María de Jesús Cisneros, expresó su inconformidad por la falta de interés mostrada sobre el tema; criticó en tribuna que siguen turnando a comisiones diversas propuestas, sin tener avances, como es el caso de la armonización de la Ley 701.

Ya el 13 de septiembre, diputados de PRD y Movimiento Ciudadano denunciaron que 50 por ciento de las propuestas presentadas en esta 61 Legislatura se encuentran rezagadas en comisiones.

Habrá que esperar a ver si deciden desquitar su jugoso salario u optan por seguir nadando de a muertito, pues al fin y al cabo no hay nadie que los obligue a cumplir su responsabilidad.