No dan útiles gratis a 800 estudiantes de primarias en Atoyac, acusa supervisor

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano Dic 14, 2017

Los afectados son de escasos recursos económicos, señala


Atoyac, 13 de diciembre. Unos 800 estudiantes de primaria se quedaron sin paquetes de útiles escolares en escuelas de la cabecera municipal, que pertenecen a la zona 74 de Atoyac, denunció el supervisor, José Faustino Rebolledo. 

Abundó que para este año las autoridades educativas excluyeron a las escuelas más grandes de Atoyac del programa de útiles escolares, sin tomar en cuenta que algunos planteles se encuentran en zonas marginadas y acuden estudiantes que viven en colonias pobres de la cabecera municipal, donde los padres de familia son de escasos recursos económicos. 

Precisó que los casos más marcados son las escuelas Herminia L Gómez, Juan Escutia y Plan de Ayutla. A la primera, acuden menores que viven en colonias pobres y las otras dos se encuentran en colonias marginadas con muchas necesidades y en las que los pobladores son de escasos recursos que muchas veces no cuentan ni para comprarle un cuaderno a sus hijos. 

Agregó que también el programa de uniformes escolares se ha quitado poco a poco de las escuelas, pues el número que se entregaron en este ciclo escolar es menor que el del año pasado, lo mismo que el número de escuelas en este municipio. 

“Es triste ver que hay padres que buscan las hojas limpias de los cuadernos viejos de sus hijos o de los hijos de algún familiar para armar un cuaderno para dárselo a sus hijos para que los utilicen en la escuela, porque carecen de dinero para comprar uno nuevo; o ver que anden de casa en casa pidiendo que les regalen un libro de texto viejo para suplir el que no le llegó a su hijo”, puntualizó. 

El supervisor aseguró que todas las carencias que padecen los menores actualmente en las escuelas son resultado de la aplicación de la reforma educativa, que sólo hizo creer a los mexicanos que mejoraría la calidad de la educación en el país, “cuando la realidad es otra ya que ahora hay más carencias que las que se tenían anteriormente, es como haber dado un paso adelante y con la reforma retroceder dos”, asentó. 

Asimismo, afirmó que a estas alturas del ciclo escolar, ellos como maestros dudan que el material didáctico llegue a las escuelas y mucho menos los uniformes escolares, lo que significa, advirtió, que para el próximo año escolar serán los padres los que deberán comprar uniformes y útiles escolares, así como libros de texto, porque esos programas van encaminados a desaparecer totalmente del sistema educativo nacional.