Claudia Sheinbaum, la mejor opción en la CDMX

Escrito por  Esthela Damián Peralta Dic 06, 2017

El domingo 3 de diciembre, la delegada en Tlalpan, Claudia Sheinbaum, rindió su segundo y último Informe de Actividades. Ahí estuve presente y escuché con atención los buenos resultados que entregó y haber logrado cumplir sus principales compromisos de campaña a los tlalpanenses.

Llamó la atención la puesta en marcha de diferentes acciones de gobierno como la educación en línea que hoy ya tiene más de 5 mil beneficiarios, así como la prevención de la violencia y la clausura a obras irregulares.

Asimismo, la atención que prestó a los damnificados por los sismos de septiembre pasado al otorgar apoyos económicos para evitar que se conviertan en deudores. Tlalpan fue la única delegación que desarrolló un programa propio de apoyo a renta, en el cual se le dan 4 mil pesos mensuales, adicionales a los que da el gobierno de la ciudad, un apoyo único de 10 mil pesos, por pérdida de bienes que sufrieron los damnificados, además de 350 mil pesos a fondo perdido.

A lo anterior sumó el apoyo a negocios que fluctúa entre 15 mil y 35 mil pesos. Es destacar el hecho de que la delegada trabajara en todos los edificios que sufrieron daños en conjunto con la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios y en la reconstrucción de todas las escuelas dañadas junto con la Secretaría de Educación Pública y la Fundación Carlos Slim, que decidió apoyar de manera altruista en la reconstrucción de las escuelas.

Lo cierto es que cuando hay buen gobierno con poco dinero se hace mucho. Es un gusto observar que las mujeres pueden dar los mejores resultados al frente de los diferentes cargos públicos.

Felicito la decisión de Claudia Sheinbaum de pedir licencia al cargo de delegada para inscribirse como precandidata de Morena a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, sin duda una muy buena carta de Morena.

En su segundo informe de actividades, la jefa delegacional de Tlalpan, Claudia Sheinbaum Pardo, reconoció que en la demarcación aún queda mucho trabajo por hacer, es por ello que hizo un llamado a seguir trabajando por los y las ciudadanas que habitan dicha jurisdicción con el objetivo de no dejarlos desamparados luego de los sismos de septiembre pasado.

No se equivocó al afirmar que la cúpula del partido político que hoy gobierna la Ciudad de México ha perdido el rumbo. Remarcó que al igual que en el país, es el privilegio de un grupo, frente al derecho de millones de mexicanos y mexicanas, para el renacimiento de la ciudad.

Llamó a los capitalinos a cambiar la forma tradicional de intervenir en los asuntos públicos, como ya se ha hecho en otras ocasiones, pues la política no es asunto de unos cuantos sino un asunto de todos y de todas. Dijo concebir la política como una vocación de servicio, como un trabajo en favor de la colectividad como una forma de servir y no de servirse.

Claudia Sheinbaum se comprometió a que buscará recuperar la política hoy envilecida como un instrumento de transformación de los ciudadanos.

Dijo sentirse orgulloso de su trabajo, de construir un proyecto que lleva como ejes la honestidad, la igualdad, el respeto a los derechos humanos y la cercanía con todos y todas.

No se equivocó cuando señaló que lo que queremos quienes vivimos en la Ciudad de México, es seguridad, movilidad, espacios públicos, empleo, salud, educación, vivienda digna, aire limpio, agua, protección de nuestros recursos naturales, respeto a los derechos humanos, democracia, libertad de expresión y de encuentro. Es posible lograrlo con programas claros, con personas preparadas y con convicción, y con la participación activa de todos.

En el documento Innovación y Esperanza para la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum da a conocer los 12 ejes en los que basará sus propuestas.

Transparencia, seguridad, movilidad, acceso al agua potable, educación y empleo, igualdad de género y desarrollo económico son algunos de los temas con los que Claudia Sheinbaum buscará el voto de la mayoría.

Entre sus propuestas está disminuir los altos puestos de confianza con el objetivo de restablecer la austeridad republicana, así como cancelar la contratación de gastos médicos mayores; desaparecer los gastos de representación y los gastos suntuarios, y hacer una reingeniería de la administración.

Además, propone instaurar, de acuerdo con la nueva Constitución de la Ciudad de México, la revocación de mandato y modernizar el sistema anticorrupción capitalino.

En materia de seguridad, plantea colocar a funcionarios honestos, preparados y con experiencia en la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, así como en la Procuraduría General de Justicia. Además, está a favor de aumentar significativamente el número de cámaras de videovigilancia y conformar comisiones de seguridad ciudadana, que permitan mejor comunicación entre las autoridades y la población.

En cuanto a movilidad, sugiere crear un centro de planeación, innovación y control de la movilidad en el que se utilicen nuevas tecnologías con el fin de gestionar el tráfico en tiempo real, así como desarrollar un sistema de planeación de obras viales y diseño de nuevos modos de transporte, entre otras propuestas que la confirman como la mejor opción para gobernar la Ciudad de México. n