No destaca la llegada de turistas a Zihuatanejo, dicen turisteros

Escrito por  Jaime Ojendiz Realeño Dic 24, 2017

Zihuatanejo, 23 de diciembre. Turisteros del destino señalaron que no destaca la llegada de turistas al binomio de playas, y en consecuencia, los balnearios lucen semi vacíos. 

Aunque los turisteros esperaban que desde este día hubiera un repunte a 80% de ocupación hotelera y actividad comercial en restaurantes, no se ha alcanzado esa cifra. 

Este sábado la ocupación del día en conjunto fue de 63.1 por ciento, Ixtapa llegó a 64.2% y Zihuatanejo 56.3%. 

En playa El Palmar, de Ixtapa, el buzo Frederic Bochet informó que la presencia de bañistas es menor a la que se registró hace un año en estas mismas fechas, pues antes de Navidad se lograba ver la “mancha” de turistas, sin embargo ahora la mayor parte de la playa está vacía, lo atribuyó a que este año el incremento a las gasolinas y demás productos, ha ocasionado que más turistas se la piensen en llegar a este destino turístico ya que es mucho gasto el que tienen que hacer.

La situación en la bahía de Zihuatanejo es similar, señaló Roberto Santos, pues expuso que aunque hay muchos turistas y autobuses, no alcanza a saturar las playas del destino y por consecuencia tampoco la derrama económica se refleja. Por su parte y con el propósito de incrementar sus ventas durante la temporada alta, restauranteros de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) de Ixtapa-Zihuatanejo, señalaron que en las zonas de playa implementarán letreros para prohibir que turistas ingresen a sus establecimientos con sus propios alimentos y bebidas.

La líder Rebeca Farías Salazar explicó que el permitir que los visitantes ingresen a sus negocios con hieleras llenas de bebidas y algún refrigerio es un arma de doble filo para el gremio, ya que pueden o no consumir del menú y al no poder obligar a los turistas a comprar algún platillo, ni establecer cuotas de consumo mínimo les generan pérdidas. 

Expresó que por lo regular ese tipo de clientes, suele consumir lo más barato del menú e incluso en ocasiones llegan a compartir entre dos personas un mismo platillo por lo que la estancia de estos vacacionistas representa una pérdida económica para el restaurante. 

Consideró justo que el gremio también obtenga un beneficio debido a que necesitan generar ingresos para mantener a sus familias, por lo que esa medida se aplicará únicamente durante la temporada alta, y se asegurarán que los restaurantes no manejen doble carta, ni que haya alteraciones en los costos de los platillos.