Nueva zona de inestabilidad ciclónica se desarrolla en el Pacífico; prevén más lluvias

Escrito por  Jun 13, 2018

La Secretaría de Protección Civil Estatal dijo que este sistema favorecerá el potencial de tormentas fuertes en todo Guerrero

Continúan las labores de limpieza y remoción en la franja costera que resultó afectada por el alto oleaje


Chilpancingo, Gro., 13 de junio.- Una nueva zona de inestabilidad con potencial ciclónico se desarrolla frente a las costas de Oaxaca en el Océano Pacífico, informó la Secretaría de Protección Civil Guerrero, misma que agregó que vigila el desarrollado y trayectoria de este fenómeno meteorológico, el cual presenta un 20 por ciento de potencial para las próximas 48 horas y que favorecerá lluvias y tormentas fuertes en Guerrero.

Cabe señalar que personal de esta dependencia en colaboración con elementos del Ejército, la Comisión de Infraestructura Carretera y Aeroportuaria del Estado de Guerrero (CICAEG) y la población afectada continúan con los trabajos de limpieza y remoción de escombros de sus viviendas afectada, restaurantes y enramadas que resultaron dañadas por el alto oleaje.

La dependencia recomienda a la población mantener medidas de prevención ante el pronóstico de lluvias, rachas de viento y alto oleaje en zonas costeras, así como atender las indicaciones del personal de Protección Civil, mantenerse atentos a la información meteorológica y no propagar falsos rumores.

El pronóstico para este día, contempla condiciones de cielo nublado con la probabilidad de tormentas fuertes de 75 a 150 milímetros, ambiente caluroso con temperaturas que podrían superar los 40 grados centígrados, y viento del sur de 15 a 35 kilómetros por hora con rachas de 45 kilómetros por hora.

El sistema meteorológico “Bud” se localiza al sur de las costas de Baja California Sur, ahora como Tormenta Tropical, originando fuerte entrada de humedad hacia el occidente, norte y centro del país.

En temporada de lluvias y ciclones tropicales, se pide a la población alejarse de zonas de inundación, de los márgenes de ríos, lagunas y presas, así como laderas inestables propensas a deslaves o derrumbes.

Mantener vigilancia en escurrimientos que pudieran presentarse en zonas bajas, y tener precaución con el riesgo de caída de árboles, espectaculares y tendido eléctrico.

Reportar cualquier incidencia al número de emergencias 911 y extremar medidas de prevención, principalmente quienes habitan en zonas de alto riesgo.