Alumnos de la escuela primaria Plan de Ayala reciben clases en la cancha y el pasillo. Alumnos de la escuela primaria Plan de Ayala reciben clases en la cancha y el pasillo. Foto: Rubén Vázquez Santiago

Niños de primaria en la Zapata reciben clases en pasillos y espacios exteriores

Escrito por  Héctor Briseño Sep 12, 2017

La infraestructura del plantel no puede ser utilizada, dictamina PC


Niños de la escuela primaria matutina federal Plan de Ayala, ubicada en la colonia Emiliano Zapata, en la periferia, tuvieron que empezar clases del actual ciclo escolar en pasillos y espacios exteriores del plantel, pues desde hace cuatro años, Protección Civil municipal emitió un dictamen de que la infraestructura del edificio principal, de dos pisos, no podía ser utilizada, pues representa un “alto riesgo”.

Debido a ello, los aproximadamente 600 niños que asisten al turno matutino, fueron divididos en grupos y distribuidos bajo la cancha de usos múltiples, jardineras, patios, andadores y acceso principal para tomar clases.

El sismo del pasado jueves por la noche, de 8.2 grados en la escala de Richter, ocurrido frente a costas de Chiapas, incrementó la incertidumbre entre padres de familia y la plantilla laboral.

Madres de familia explicaron que los papás se organizaron para pintar la escuela, y cuando acudieron a preparar las paredes, se percataron del desgaste, por lo que decidieron que los niños no tomen clases en los salones.

En recorrido por el plantel, se constató que existen fisuras en columnas, techos, castillos y paredes del edificio de 43 años de antigüedad.

Al menos dos salones y la dirección del plantel lucen con paredes cuarteadas.

Niños de primero “c” de primaria deben utilizar una mochila como pizarrón, mientras realizan algunas actividades sentados en el piso.

Un grupo de niñas efectúa actividades didácticas con resistol y palitos de madera bajo la cancha techada, y tres niños se acomodan en el interior de una portería de futbol con sus mochilas.

La escuela, asignada por la autoridad como refugio temporal en caso de desastres naturales, además carece de drenaje, pues la calle exterior fue construida un nivel más arriba, lo que provoca inundaciones en un sector del interior del centro escolar.

Padres de familia pidieron la intervención de autoridades estatales, al reprochar que ningún funcionario ha tomado cartas en el asunto, por lo que advirtieron que tendrán que bloquear calles para ser escuchados.

El director de la escuela, Ángel González Castrejón, expresó que “nuestra institución con el último sismo, sufrió más daños, se sacudió tremendamente, las paredes cuarteadas, que de por sí teníamos desde 2013, se agrietaron más”, y recordó que el centro escolar se daño debido a un sismo registrado el 21 de agosto de dicho año.

Subrayó que “el edificio no está en condiciones óptimas para laborar, los niños y los maestros sufrimos por nuestra integridad”, y reprochó que ha entregado oficios a autoridades educativas de Guerrero, sin que hayan hecho algo.

En el turno vespertino estudian aproximadamente 300 niños más.