Estatales torturaron a los cuatro jóvenes detenidos por el crimen de 6 policías, acusan Foto: Hercilia Castro

Estatales torturaron a los cuatro jóvenes detenidos por el crimen de 6 policías, acusan

Escrito por  Hercilia Castro Abr 24, 2018

Solicitan al Ombudsman que intervenga y al gobernador que voltee sus ojos al caso

Los encapucharon y los sumergieron en el agua hasta que se estaban asfixiando, señalan familiares


Zihuatanejo, 23 de abril. Familiares de los cuatro jóvenes detenidos acusados del homicidio de 6 policías estatales emboscados hace una semana, señalaron que sufrieron tortura y golpes en la aprehensión del jueves por parte de elementos estatales.

Graciela Pérez Mendoza, madre de José Iván Gómez Pérez precisó que ayer fueron a la primera audiencia en la Procuraduría General del Estado en las oficinas de Acapulco, en donde los jóvenes Fidel Ángel y José Ángel Ramírez Victoriano, Miguel Ángel Baltazar Corratitlán y su hijo, tuvieron oportunidad de dar su versión.

Señaló que, en esa audiencia, previo a la declaración de los muchachos, declaró ante el juez el Ministerio Público dándole parte por la que acusa a los jóvenes “dice que tenían armas largas del uso exclusivo del Ejército, cartuchos, cargadores, droga y en donde dicen que son un peligro para la ciudadanía y que deben estar resguardados”.

“Empiezan a declarar uno a uno (los detenidos) y empiezan a decir que fueron torturados de manera muy salvaje, los encapuchan con una playera, los sumergen en agua hasta que se están asfixiando y les dicen, ahora sí tienes que decir dónde están las armas, y ellos, cuáles armas, y otra vez, con palabras altisonantes que ellos le preguntaron al juez si les daba permiso de decirlas”, contó Pérez Mendoza.

Expresó que en el caso de Miguel Ángel Baltazar fue detenido cuando regresaba del velorio de su hermana y su único delito fue el haberse asomado cuando vio que llegaban los policías estatales cateando las casas” es el más dañado de sus órganos, de su ojo”.

Los jóvenes, dijo que ya están en el reclusorio de Acapulco bajo prisión preventiva.

Por su parte, Ana, madre de Fidel Ángel y José Ángel declaró que ella se percató de que se llevaban a sus hijos en la camioneta de los policías estatales, se atravesó preguntando a quién llevaban y alcanzó a ver a su hijo Fidel Ángel.

“Yo me atravesé, me le atravesé a la camioneta y uno de los estatales me decía que me quitara, no permití la verdad que se me acercara porque olía a thiner y le dije”, expresó.

La madre recalcó que pensaba sólo se llevaban a Fidel Ángel, quien está por terminar la carrera de enfermería, pero al llegar a la casa de donde fueron sustraídos por los policías estatales sin orden de aprehensión.

Al llegar al lugar, una sobrina salió gritando toda golpeada del rostro, pues los estatales para que no dijera nada, la golpearon, por lo que ella ya levantó una denuncia.

Armando Baltazar Corratitlán, hermano de Miguel Ángel Baltazar Corratitlán reclamó que los policías estatales sólo abusan de los jóvenes, y que tiene conocimiento de que en otras partes del puerto han querido llevarse a jóvenes y hombres mayores, sin embargo, han salido a defenderlos los vecinos.

Emilio Nava Muñoz, padrino de Fidel Ángel señaló que tiene 8 años rentando en la casa donde vive y que el jueves de la detención de los jóvenes, se encontraba en la planta alta cuando entraron los estatales jaloneando a los inculpados, y pidiéndoles sus referencias.

Al darse cuenta que Nava Muñoz está enfermo pues tiene una tumoración en el estómago por lo que será operado, lo encerraron aparte, sin embargo, las dos horas previas a que se llevaran a los muchachos, fueron golpeados y torturados en esa misma casa en un cuarto de la planta baja.

Omar, cuñado de Miguel Ángel señaló que el gobernador Héctor Astudillo Flores, no culpe a gente inocente sin tener todas las pruebas necesarias “hay gentes, hay vecinos que saben que son jóvenes que estudian y que trabajan, que tienen buenas referencias de sus maestros, de sus vecinos, pero como dice la señora, amenazaron los estatales a todos los vecinos.

Solicitaron al Ombudsman Ramón Navarrete Magdaleno a que intervenga y al gobernador que voltee sus ojos al caso y que paren los abusos de la policía estatal que sólo se está dedicando a fabricar culpables y no a realizar su trabajo.