Imprimir esta página

Atiende PROFEPA varamiento de tres delfines en playa Bonfil de Acapulco

Escrito por  Mar 07, 2018

Acude en atención a reporte del Centro de Atención y Protección al Turista Acapulco (CAPTA), por el varamiento de un delfín nariz de botella, entre otros

El delfín nariz de botella (Tursiops truncatus) es una especie sujeta a protección especial de acuerdo a la NOM-059-SEMARNAT-2010


La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) atendió el varamiento de tres ejemplares de delfín nariz de botella juveniles (Tursiops truncatus), ocurrido en la Playa Bonfil en Acapulco de Juárez, Guerrero, de los cuales se logró reintroducir al mar a dos de ellos.

En atención a un reporte de parte del Centro de Atención y Protección al Turista Acapulco (CAPTA), por la presencia de tres delfines varados en la playa, inspectores de la PROFEPA en la entidad acudieron de inmediato al sitio para atender a los mamíferos marinos.

En el lugar se pudo observar, fuera del agua, un ejemplar sin vida de Delfín nariz de botella, juvenil, con una longitud de 1.50 metros, en estado de descomposición, el cual no presentó heridas o golpes que se asociaran a artes de pesca. 

También, se encontraron otros dos ejemplares de la misma especie en aguas someras, en aparente buen estado de salud y reacción positiva a los estímulos, por lo que se procedió a reintroducirlos en aguas más profundas. 

Los inspectores de la PROFEPA en la entidad trasladaron el cuerpo del ejemplar con el objeto de realizar la necropsia correspondiente y determinar las posibles causas de su muerte, encontrando que el ejemplar pereció asfixiado a consecuencia del varamiento, por ello se procedió a darle destino final enterrándolo en un sitio alejado.

Cabe mencionar que el delfín nariz de botella (Tursiops truncatus) se encuentra catalogado por la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, como especie Sujeta a Protección Especial (Pr).

La PROFEPA exhorta a la población a observar lo establecido en el Protocolo de Atención para Varamiento de Mamíferos Marinos, en aquellos casos en que personal de la Dependencia no se encuentre en el lugar del varamiento, otras autoridades podrán apoyar en las primeras acciones de rescate, en tanto llegan al lugar las autoridades responsables de la investigación y análisis de las posibles causas del evento, así como de la atención a los mamíferos marinos.

Lo anterior tiene como objeto evitar que los animales varados puedan sufrir mayores daños, ser sometidos a un estrés adicional, y evitar que puedan golpear a alguna persona o transmitirle algún tipo de  enfermedad.

Entre otras se encuentran las siguientes recomendaciones:

1-  Evitar que la gente u otros animales se agrupen alrededor de los mamíferos marinos varados (ejemplo: mascotas), de ser posible, delimitando el área en torno a los organismos varados.

2-  Retirar los objetos que pudieran dañar a los animales (ejemplo: basura).

3- Cuando las condiciones lo permitan, se debe mantener a los animales cómodos y tranquilos.

4- Se debe cubrir a los ejemplares con sábanas u otra tela ligera, empapadas con agua, mojándolas frecuentemente con objeto de que se mantenga fresca y húmeda la piel del mamífero marino.

5- Evitar tocar innecesariamente al animal, si se requiere tener contacto se deberá mantener lejos del alcance de la cola y del hocico, para evitar cualquier golpe o mordedura resultado de una reacción violenta.