Imprimir esta página
Docentes del valle de El Ocotito acuerdan parar labores, “hasta que haya seguridad” Foto: Dassaev Télles Adame

Docentes del valle de El Ocotito acuerdan parar labores, “hasta que haya seguridad”

Escrito por  Dassaev Téllez Adame Mar 07, 2018

Amenazan con bloquear las vías federal y de cuota este fin de semana, si no los atienden

Fijan el 8 de marzo como fecha límite para que el gobierno estatal cumpla con la minuta firmada


Chilpancingo, 6 de marzo. “Si el gobierno no cumple con la minuta de acuerdo para ofrecer seguridad, no regresaremos a laborar”, advierten profesores del valle de El Ocotito.

En una reunión en la comisaría municipal de El Ocotito, profesores y comisarios de las comunidades que conforman el Valle acordaron que el día viernes será el día límite para que el gobierno estatal cumpla con los acuerdos de brindar seguridad a los poblados y escuelas, esto tras firmar una minuta de acuerdos el pasado 22 de febrero.

Luego de que la madrugada del 21 de febrero un gran grupo armado atacara a 8 policías comunitarios de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (Upoeg) que se mantenían de guardia en la base de la comunidad de Buenavista, casi todos de la tercera edad.

Pero al llegar el apoyo de sus compañeros de las comunidades de El Ocotito y Mohoneras, los atacantes, que a decir de las personas que observaron los hechos viajaban en camionetas blindadas, emprendieran la huida.

Este martes, reunidos en la explanada del pequeño Zócalo frente a la comisaría de El Ocotito, un grupo de aproximadamente 70 profesores expresaron a los comisarios presentes, que ellos no tenían la facultad de decisión para suspender las clases, ya que luego los padres de familia los responsabilizan de estas acciones.

Manifestaron que ellos sólo tenían confirmado que la seguridad estaba garantizada por el gobierno estatal, ya que existía una minuta de acuerdos con este planteamiento, luego de que los comisarios se reunieran con autoridades estatales en el puerto de Acapulco el pasado 22 de febrero, luego de los hechos de la madrugada del 21 del mismo mes.

Acordaron con los comisarios organizar un paro de labores y avisar a los padres de familia de los más de 2500 estudiantes que hay en el Valle, dado que hasta el momento no hay condiciones de seguridad para continuar con la educación de los niños y jóvenes.

También leyeron la minuta firmada por el delegado de la Secretaría de Gobernación (SG) Erick Montúfar Mendoza, la cual, por palabras de los docentes, no se ha cumplido. “A partir de esta noche se reforzarán los operativos que efectúa la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en el valle de El Ocotito y Xaltianguis”, dice la minuta.

Acordaron que por el resto de la semana las seis comunidades que albergan un grupo de 32 escuelas, que van desde jardín de niños hasta universidad, seguirán sin clases hasta no tener una respuesta positiva del gobierno estatal para que empiece a cumplir lo pactado.

De esta manera decidieron volver a reunirse el día jueves 8 de marzo, pero ahora contando también con los padres de familia, para planear las acciones que podrían efectuar ante una respuesta negativa del gobierno.

Entre las actividades planteadas, destacó una, hecha por un profesor del Tecnológico del Valle, para bloquear este fin de semana la Autopista del Sol y la carretera federal México-Acapulco.

Fernando Rosales, comisario de la comunidad de El Ocotito, dijo que la violencia que se vive en las comunidades del Valle “es muy delicada”, dado que se tiene el conocimiento de que existen rumores de nuevos ataques, sin saber dónde serán.

Manifestó que la condición es muy crítica y casi todos los pobladores, no sólo del valle del Ocotito, sino de casi todo el estado, lo sabe y cada vez va empeorando más.

 “La condición es crítica, la mayoría de la gente lo sabe; es situación muy crítica que tal vez no se toma en cuenta porque ha habido puros heridos, porque no ha habido muertos, o no sé si sea por la situación de elecciones que no le dan la importancia que se debiera”, expresó.

Mencionaron que todo esto es derivado de los hechos violentos que ocurrieron la noche del domingo 4 de marzo y que los agentes policiacos acudieran al llamado de auxilio hasta la mañana del día 5.

Esto ocasionó que las escuelas de las comunidades de Dos Caminos, Mohoneras, Ocotito, Buenavista de la Salud, Cajeles y Rincón de la Vía, nuevamente pararan labores por temor a los rumores de los próximos ataques que pudieran darse.