No hay indicios de quién perpetró el ataque armado en Buenavista: vocero

Escrito por  Dassaev Téllez Adame Mar 06, 2018

Es complicado mantener la vigilancia, dice Álvarez Heredia


Chilpancingo, 5 de marzo. El vocero de Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Alvarez Heredia, informó que los hechos ocurridos en la comunidad de Buenavista de la Salud, se debió a un ataque contra integrantes de la Upoeg por un grupo de civiles armados, que hasta el momento se desconoce si pertenecen a algún grupo delictivo.

Explicó que este domingo a las 23:20 horas se tuvo el reporte de que personas con armas de alto poder perpetraron una agresión contra la comandancia de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (Upoeg) en el poblado de Buenavista de la Salud.

Posteriormente, ocho grupos de la Policía Estatal y un contingente de al menos treinta efectivos del Ejército acudieron al lugar referido para confirmar el ataque, desconociendo quiénes y cuántos realizaron esta acción. Luego se tuvo conocimiento, por declaraciones de testigos y policías comunitarios de la Upoeg, que el ataque se dio desde el pequeño cerro que está frente a la comandancia, lugar que aprovecharon los maleantes para esconderse y disparar contra los comunitarios.

Alvarez Heredia informó que dos policías de la Upoeg, Timoteo “N” de 38 años, con una herida en la pierna izquierda; y Francisco “N”, de 16 años, con un impacto en el tronco, se encuentran fuera de peligro y están siendo atendidos en una clínica particular.

Dijo que posterior a su llegada a Buenavista, los agentes policiacos y militares iniciaron un operativo de reconocimiento y búsqueda de los maleantes, pero con respuestas negativas, ya que hasta el momento se desconoce cuántas personas participaron en el ataque y si pertenecen a algún grupo delictivo. También comentó que es muy difícil y complicado mantener la vigilancia de manera permanente, ya que la demanda que hay en el estado cada día es más grande.

Dado que sólo existe un grupo de la Policía estatal apostado en el Parque Industrial de Ocotito, por lo que tienen que esperar a que lleguen refuerzos para efectuar su labor con más eficacia. “Es un grupo de la Policía Estatal, pero el nivel de fuego de los agresores requiere de una presencia permanente del Ejército y la Policía Estatal, que por las demandas de todo el estado es un poquito complicado llegar a un acuerdo para poder garantizar de manera permanente la seguridad” dijo.

Informó, por otro lado, que además de la llegada de 500 efectivos del Ejército a Chilapa, para reforzar y relevar al grupo que ya se encontraba en el lugar.

Se creó una mesa de inteligencia donde participará la Procuraduría General de la República (PGR) y la Fiscalía General del Estado (FGE), para ubicar los puntos donde se genera la violencia, y así, detenerlos lo más pronto posible.

Finalizó mencionando que también participarán todas las corporaciones que tengan cuerpos de inteligencia, además contarán con el apoyo del GCG, que les dotarán del diagnóstico de la zona, previamente elaborado.