Demandan habitantes de Cocula que se le retiren las concesiones a Media Luna Foto: Youtube

Demandan habitantes de Cocula que se le retiren las concesiones a Media Luna

Escrito por  Raymundo Ruiz Avilés Mar 02, 2018

Piden al gobierno de Canadá que intervenga para frenar sus abusos


Chilpancingo, 1º de marzo. Personas que representaban a habitantes y trabajadores de la región minera del municipio de Cocula, este jueves en Chilpancingo, solicitaron al gobierno de Canadá su intervención para que la empresa Media Luna frene sus abusos y violaciones a los derechos humanos de los trabajadores, cosa que ya ha costado la vida de tres personas.

Este grupo explicó que han acudido a la embajada canadiense para sostener una reunión en el país del norte del continente, donde estuvieron presentes un grupo de más de cincuenta empresas mineras, canadienses y mexicanas, donde plantearon toda la problemática que ha provocado la minera Media Luna y su violación a las leyes de la República Mexicana.

Con la presencia de autoridades gubernamentales de Canadá, en dicha reunión le pidieron que se le retirarán las concesiones, hasta que no cumpliera con las leyes mexicanas, así como garantizar que se respetarán los derechos humanos y laborales de los trabajadores afectados.

Dentro de este grupo de inconformes venia el delegado estatal del Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato Minero, Indalecio Pérez Morones, quien platico que con la ayuda de su dirigente nacional, Napoleón Gómez Urrutia, se le está pidiendo al gobierno de Canadá; intervenga y ponga un alto a la ola de violencia que se desató contra los trabajadores de Media Luna.

En la conferencia de prensa que ofrecieron en Chilpancingo, este grupo de representantes legales, mencionaron que los trabajadores están viviendo abusos y violaciones a sus derechos, tanto humanos como laborales, además de que la autonomía y economía de los pueblos donde se instalaron con su proyecto de mina, está siendo atropellada sin ser detenidos.

Indalecio Pérez relato que desde septiembre del año pasado, ante la imposición de la empresa para que los trabajadores pertenecieran a la Confederación de Trabajadores de México, los trabajadores iniciaron un movimiento para que no se siguieran violando sus derechos, inclusive el de la libre sindicalización.

Esto generó que la empresa Media Luna, que es subsidiaria de Torex Gold Resourses, y el sindicato de la CTM iniciaran una embestida de abusos contra los trabajadores inconformes.

También se propició la búsqueda del apoyo del Sindicato Minero para que fuera su representante y defendiera sus derechos, dicha solicitud fue firmada por 450 personas de las 550 que laboraban en la empresa y fue llevada a las oficinas de la representación nacional de Media Luna, el día 17 de octubre se inició la demanda de la titularidad del contrato.

Luego de la respuesta negativa de reconocer la solicitud hecha por los trabajadores por parte de la empresa Media Luna, el pasado 3 de noviembre, iniciaron un paro de labores para reclamar el derecho de la libre sindicalización, esto fue difundido como una toma de instalaciones por parte de la enfurecida empresa.

El día 18 de noviembre de 2017, la empresa comenzó su ola de represión hacia los trabadores, intentando desintegrar el movimiento de los trabajadores, esto derivo que los hermanos Víctor y Marcelino Zahuantitla Peña fueran asesinados en el poblado de Atzcala, lugar que alberga las bombas de agua que abastecen a la mina y que se mantenía tomado por un grupo de inconformes.

Este año, la mañana del pasado 24 de enero, el vocero de los mineros Quintín Salgado, fue asesinado en el poblado de Balsas, luego de haber recibido múltiples amenazas.

Días después en el mismo poblado, fue incendiada una vivienda y el vehículo de otro trabajador.

En el lapso de las multiples agresiones y amenazas, los trabajadores fueron denunciando ante las autoridades estatales los hechos, quienes no atendieron el llamado de auxilio.

“parece que están en contubernio, los gobiernos con la empresa y la Central Obrera de CTM, la cual no representa a los trabajadores, ni defiende sus derechos laborales”, expresaron.

Ante todos estos hechos, los ejidatarios de la comunidad Real del Limón, tomaron de tajo las tierras que habían arrendado a la empresa para extraer oro, plata, cobre, entre otros minerales.

Señalaron que de estos hechos la responsabilidad recae en los líderes de la CTM por las agresiones y atentados contra los trabajadores y sus familias.

Antes de finalizar desmintieron que la empresa haya cumplido sus compromisos con los ejidatarios, como lo ha difundido a través de comunicados, ya ni siquiera están pagando lo acordado.

Dado que de los 182 mil pesos anuales por hectárea, solo se recibe entre 22 y 25 mil pesos.

Cabe resaltar que en la mina al menos un grupo de 200 elementos de la Gendarmería nacional y de la Policía estatal, resguarda el lugar, con la amenaza de desalojar a los trabajadores.