Advierte el Cecop que continuará su lucha contra la construcción de la presa La Parota Foto: Rubén Vázquez Santiago

Advierte el Cecop que continuará su lucha contra la construcción de la presa La Parota

Escrito por  Héctor Briseño Feb 05, 2018

Piden la salida de la Policía Estatal y de civiles armados de la Upoeg


Integrantes del Consejo de Ejidos y Comunidades opositores a la presa La Parota (Cecop) señalaron que continuarán la lucha contra la hidroeléctrica que pretende edificar la Comisión Federal de Electricidad en el río Papagayo desde hace 15 años.

En asamblea sostenida en la comunidad de Los Ilamos, unos 100 comuneros procedentes de 11 localidades de bienes comunales de Cacahuatepec, en su mayoría mujeres, pidieron la salida de la policía estatal de sus comunidades, así como de los civiles armados de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero.

Asimismo, plantearon un acercamiento con el arzobispo de Acapulco, Leopoldo González González y la salida definitiva de la zona de las empresas extractoras de gravilla.

Madres y esposas acusaron que existen irregularidades y violaciones a derechos humanos de los 25 policías comunitarios y miembros del Cecop presos en el penal Las Cruces, tras los hechos ocurridos el 7 de enero pasado en La Concepción, cuando durante la madrugada, se registró un enfrentamiento en el perdieron la vida dos comunitarios y seis civiles. 

En el encuentro de este domingo, mujeres insistieron en que se presentaron cateos ilegales en comunidades como Aguacaliente y La Concepción, en viviendas de opositores a la presa La Parota, con el argumento de buscar armas y droga, en las horas posteriores al operativo de desarme emprendido por policías estatales y ministeriales la mañana del 7 enero, a raíz de los hechos ocurridos durante la madrugada, en el que perdieron la vida tres policías comunitarios más.

Al respecto, familiares de quienes perdieron la vida en este segundo hecho, señalaron que al menos a un policía comunitario caído, se lo llevaron detenido vivo a los separos de la Fiscalía General del Estado en Acapulco.

Acusaron que no les permitieron ver su cuerpo, sino hasta casi tres días después. Familiares de este elemento comunitario fallecido, señalaron que “cuando se lo llevaron tenía una herida por un rozón de bala en el brazo izquierdo. Fue hasta que pudimos ver el cuerpo, que nos percatamos que tenía un balazo en la cabeza y otro en las costillas”.

Mujeres subrayaron que muchos de los detenidos el 7 de enero no estaban presentes en el hecho de la madrugada, cuando se registraron ocho víctimas mortales. Criticaron que deben esperar hasta tres horas para ver a sus familiares presos, siempre con la presencia cercana de policías estatales.

Recriminaron que el agente infiltrado a quien mantenían detenido los comunitarios, identificado por el “Chistorete”, a quien se encontraron credenciales con tres nombres diferentes, fue puesto en libertad el 7 de enero; y advirtieron que a raíz de la detención de los 25 policías comunitarios y miembros de Cecop regresó el abigeato y se escuchan balazos en las noches. 

Sin embargo, una mujer recalcó que “no queremos dinero, no vamos a vender nuestras tierras, porque la tierra no se vende, nos vamos a unir y siempre vamos a defender al Cecop”.