Confía minera Media Luna regularizar actividades al 100% a fines de febrero Foto: Rubén Vázquez Santiago

Confía minera Media Luna regularizar actividades al 100% a fines de febrero

Escrito por  Héctor Briseño Ene 31, 2018

Acusa que desde el 3 de noviembre “un grupo minoritario” inició un bloqueo ilegal

Señala el gerente general que cientos de trabajadores desean regresar a sus puestos de trabajo


Directivos de la empresa minera Torex Gold Resources, de origen canadiense, expresaron que confían en retomar actividades al 100 por ciento en la minera Media Luna, en Cocula, a finales de febrero.

En conferencia de prensa en el hotel Camino Real de la zona Diamante, el gerente general del consorcio Torex Gold Resources, Fred Stanford, expresó que el pasado 12 de enero trabajadores de la mina utilizaron un añejo camino construido con anterioridad, para acceder a la planta y reanudar actividades de manera paulatina, pues el acceso principal, construido recientemente, fue tomado por “un grupo minoritario que actúa de forma ilegal”.

Subrayó que es decisión de los trabajadores elegir al sindicato que los represente.

Enfatizó que actualmente el contrato colectivo de trabajo pertenece a la  Confederación de Trabajadores Mexicanos.

Acompañado por Alfredo Philips, director de Asuntos Jurídicos de la empresa canadiense, quien tradujo las preguntas de los reporteros, así como las respuestas, Fred Stanford sostuvo que “cientos de trabajadores desean regresar a sus puestos de trabajo”, y detalló que se prepara la logística de alimentación y alojamiento, para que se reanuden actividades en la planta.

Subrayó que fueron pobladores de las comunidades de Nuevo Balsas y Valerio Trujano, quienes trabajaron para permitir de nuevo el acceso a la planta, a través de acceder por el camino alterno.

Roger Stanford manifestó en referencia al Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana, que “el sindicato minero no representa a los trabajadores, no pueden convocar a una huelga”, e insistió que es un grupo minoritario el que inició el bloqueo ilegal a la mina, el pasado 3 de noviembre de 2017.

Añadió que el mismo grupo, al que llamó en repetidas ocasiones minoritario, mantuvo hostigados a trabajadores que reanudaron actividades, a quienes amenazó de muerte, además de explotar la subestación eléctrica y puntos estratégicos de la mina.

Explicó que el precio de una acción de la mina disminuyó hasta casi 50 por ciento debido al paro de labores, lo cual repre-senta una pérdida mensual de 6 millones de dólares, que es el costo de operaciones de la planta.

Detalló que la planta tuvo un costo de aproximadamente 800 millones de dólares.

Stanford manifestó que “un bloqueo de tres meses puede llevar a una empresa a la bancarrota”.

Recalcó que “nunca hemos pensado en irnos de Guerrero”.

Resumió que hasta finales de octubre pasado habían sido extraídas alrededor de 250 mil onzas de oro y la misma cantidad de plata.

Informó que en la mina laboran 520 trabajadores sindicalizados, 300 de confianza y alrededor de mil 300 contratistas. Hasta el cierre de la mina a finales de octubre pasado, se había pagado por diversos servicios a empresas guerrerenses 560 millones de pesos.