En Pungarabato uno de cada 100 despedidos de Femsa demanda su liquidación, sin éxito Foto: Internet

En Pungarabato uno de cada 100 despedidos de Femsa demanda su liquidación, sin éxito

Escrito por  Jesús Pintor Ene 23, 2018

La distribución está cancelada y por la escasez se ha elevado el precio del refresco

Fueron cesados “casi sin derecho a nada”, y la bodega permanece cerrada desde hace una semana


Pungarabato, 22 de enero. Sin que liquide a los trabajadores que despidieron, una semana cumple la bodega de Coca-Cola en la cabecera de este municipio, de haber cerrado sus puertas y cancelado la distribución de sus productos en la Tierra Caliente, ante la imposibilidad de que los camiones que vienen de la embotelladora de Morelos, puedan pasar por Teloloapan, debido a la presunta enemistad entre grupos armados, explicaron. De acuerdo a Helidoro Sánchez, uno de los casi 100 empleados despedidos, han intentado pedir su finiquito al grupo Fomento Económico Mexicano SA de CV (Femsa) Coca-Cola de Ciudad Altamirano, sin éxito.

En las instalaciones sólo se encuentra un guardia que no permite la entrada a nadie, y al fondo de la enorme explanada, la flotilla de camiones que distribuían el producto a los diferentes municipios. 

Los trabajadores están en una situación muy complicada, dijeron, pues fueron despedidos “casi sin derecho a nada”, y en estos momentos la región calentana atraviesa por una situación muy severa, como lo dijo en su oportunidad el ex dirigente del comité municipal priísta, Jesús Martínez Velázquez, quien propuso que la Tierra Caliente sea declarada zona de alta marginación, pues era tan profunda la pobreza, que deberían trabajar los congresistas sobre el tema. 

La señora de la entrada, vende tortas y refrescos desde hace tantos años que “ya ni me acuerdo”, explicó, y se dio cuenta cuando en Ciudad Altamirano era una embotelladora de la Coca- Cola, y había muchos empleados “como 250 o no sé”, trabajar en la empresa era entonces, casi subir un estrato social, para luego convertirse en sólo una bodega. 

Por problemas de inseguridad pública, la sucursal de la Coca- Cola, pasó de ser embotelladora a bodega, explicó el ex presidente municipal, Víctor Adolfo Mojica Wences, “se descontroló todo y los grupos delincuenciales se salieron del huacal como se dice, y provocaron muchos males y la caída de la economía”. 

En estos momentos es la distribuidora de Huetamo, Michoacán, la que envía el producto a la zona calentana de Guerrero, y ante el cierre de la bodega en Tierra Caliente, el refresco ha elevado su precio en las tiendas hasta dos o cuatro pesos, “eso es en parte bueno, para que la gente ya no se enferme de diabetes”, expresó el tesorero de Ajuchitlán del Progreso, Hugo Vega Hernández. 

De acuerdo con un estudio de la organización de El Poder del Consumidor (EPC), en comunidades rurales, 70 por ciento de los niños de primaria desayuna con refresco, mientras que 80 por ciento de los adolescentes, acompaña la comida con esta bebida, “es una verdad que nadie puede negar, que el refresco se ha vuelto necesario hasta en los lugares muy apartados”, dijo por su parte el asesor administrativo de Zirándaro, Abelardo Mejía Duarte. 

La demanda del producto en la Tierra Caliente es tanta, que en la página virtual OCCMundial, resaltan las ofertas de trabajo y los altos salarios, de esta forma: en tanto en Femsa Morelos, oferta siete empleos, en la bodega de Huetamo (que se le conoce como Embotelladora de Altamirano SA de CV, en Huetamo), requieren ocho nuevos empleados, con salarios que van de los 15 mil, 36 mil, hasta los 72 mil pesos mensuales.