Policías comunitarios que murieron en La Concepción fueron detenidos vivos, acusan Foto: Rubén Vázquez Santiago

Policías comunitarios que murieron en La Concepción fueron detenidos vivos, acusan

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo Ene 10, 2018

Aparecen dos en videos y fotografías que circulan en Internet sobre ese momento, señalan

Las dos bajas de los uniformados no se hicieron públicas porque eran conocidos sicarios, denuncian


Testigos del operativo policiaco del domingo en La Concepción refieren que dos de los policías comunitarios que murieron ese día, en realidad fueron detenidos vivos por la policía estatal, e incluso refieren que ambos aparecen en videos y fotografías que circulan en Internet sobre ese momento. 

Además, relataron que apenas terminó ese operativo, cuando los policías estatales allanaron unas 20 casas en La Concepción y Aguacaliente, donde tiraron puertas, rompieron cristales, y se llevaron a algunos de sus moradores aunque evidentemente no estaban en la escena del enfrentamiento.

Durante la acción policiaca en la comandancia de la Comunitaria, dijeron que al menos 20 mujeres fueron golpeadas, entre ellas una mujer ciega, de más de 60 años de edad. 

Asimismo, señalaron que entre los uniformados hubo dos bajas, pero no se hicieron públicas porque en realidad, aunque llevaban uniforme de la Policía Estatal, eran conocidos sicarios al servicio del empresario gravillero Humberto Marín. 

Los comuneros hablaron con un grupo de abogados del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan que, encabezado por su director Abel Barrera Hernández, recorrió ambos poblados. 

Las visitas del grupo de abogados se realizaron en domicilios particulares, tanto en Aguacaliente como en La Concepción, y los testigos hablaron a condición de que en estos momentos no se dieran a conocer sus nombres, aunque algunos afirmaron que estarían dispuestos a declarar ministerialmente en un momento posterior. 

Sobre la presunta ejecución, los testigos relataron que Crescenciano Everardo Lorenzo, policía comunitario, los agentes estatales lo tenían hincado y con las manos atrás, luego lo llevaron caminando hacia una camioneta blanca y ahí fue donde lo vieron por última vez. “¿Cómo es que ahora está muerto?”, se preguntaron.

Lo mismo sucedió con Feliciano Ascencio Sierra, otro de los policías comunitarios abatidos durante el enfrentamiento, pues según la versión de los comuneros, hay testigos que lo vieron cuando fue sometido por los policías estatales. 

Dijeron que hay un video donde se le ve, y en el mismo aparecen, uniformados, unos familiares del empresario Humberto Marín. Por ello, demandaron que se investigue puntualmente la forma en que ambos fueron victimados, pues presumen que fueron asesinados después de salir de La Concepción, en un punto entre El Salto y San Isidro Gallinero.

El otro policía comunitario muerto, de nombre Alexis Santos Castillo, que es el único que fue visto morir en el operativo, se enfrentó con un gatillero de Humberto Marín, quien es conocido por los comuneros, aunque no saben su nombre, y ambos se dispararon y cayeron muertos al mismo tiempo, pero la Policía Estatal no lo menciona en su reporte; tampoco a otro supuesto policía estatal que también cayó en el combate. 

Los demás policías comunitarios fueron sometidos desde el principio y desarmados, por lo que no encontraron explicación respecto a cómo aparecieron tres muertos. Por otra parte, los campesinos relataron que el comisario de La Concepción Florentino Melchor León anda acompañado de hombres armados que recorren el poblado durante las noches, y ha amenazado que pedirá que cateen todas las viviendas donde habitan comunitarios, lo cual ha generado mayor tensión en la comunidad. 

Los pobladores demandaron que cese la hostilidad del comisario, quien señalaron que ayer sostuvo una reunión con policías y militares, junto con sus seguidores, en la comisaría, con el fin de diseñar una estrategia para “acabar” con los comunitarios. 

ambién señalaron que de parte de las autoridades estatales ha habido un evidente favoritismo hacia la gente del comisario, pues los cuerpos de los comunitarios muertos, fueron mantenidos en el Semefo fuera de los refrigeradores, y cuando se los entregaron ya estaban en descomposición, uno de ellos incluso tenía gusanos en la cabeza, por lo que tuvieron que proceder de inmediato a sepultarlos.