Analiza el PRD su refundación a partir de la desaparición de sus tribus

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo Jul 19, 2018

Se busca que, sin violentar el estatuto, se pueda operar sin las corrientes: Cabrera Rojas


El perredismo guerrerense podría convertirse en puntero en la renovación del Partido de la Revolución Democrática, a partir de una propuesta que están consensuando las diferentes corrientes para que, sin violentar el estatuto, se llegue a un esquema similar a la desaparición de estas corrientes, expresó el secretario general del comité municipal, Bulmaro Cabrera Rojas.

Indicó que en sus distintas asambleas que han realizado los distintos grupos, se ha analizado, a propuesta de Nueva Mayoría –uno de los hegemónicos en la actualidad– la desaparición a nivel nacional de las corrientes, o bien, en el caso local, a la construcción de un acuerdo que permita al PRD operar sin ellas.

Señaló que estas pláticas podrían verse concretadas en la renovación estatutaria del comité estatal que debe darse entre diciembre y enero próximos.

Cabrera Rojas recordó que la existencia de las corrientes está señalada en los estatutos del PRD, por lo que no puede hablarse de su desaparición a menos que se hable antes de la modificación de los estatutos, y ésta es una propuesta que está caminando a nivel nacional, pero tiene su grado de complejidad.

“Cada una de las expresiones políticas que hay del PRD ha estado haciendo sus asambleas estatales e incluso municipales, como ya lo hicieron Beatriz Mojica, Evodio Velázquez con Nueva Mayoría, Evodio Velázquez y Ángel Aguirre con IPG. Nueva Mayoría planteó la renovación del partido, retomar los orígenes del PRD, incluso está planteando la disolución de las corrientes políticas, aunque claro, esto tiene que pasar por un congreso nacional porque es estatutario, sin embargo, otro de los planteamientos de NM es que pueda haber un gran acuerdo político de todas las fuerzas en lo local en Guerrero para que se puedan disolver las corrientes de opinión o que en todo caso solo sean representaciones dentro del PRD pero que velen más por la institucionalidad del PRD como partido, como instituto político, más de ser una corriente”.

–¿Crees que es viable desde lo local sentar ese precedente?

–Es posible, porque tampoco el estatuto previene lo contrario, puesto que él mismo habla de que hay diferentes formas de organizarse al interior del propio partido. Esto es como abrir una puerta para que a través del entendimiento, del diálogo, del debate, pueda haber un gran acuerdo de parte de las expresiones políticas locales y se pueda asumir en Guerrero.

“Nosotros –dijo– lo vemos así para evitar que haya mayores fracturas, porque ahorita sería inconveniente que haya una elección interna, y el propio estatuto te permite que puedas llevar a una asamblea en este caso estatal a través de los Consejos, de los consejeros nacionales, que en lo local lo puedan acordar. Sí es viable, es posible, pero habría que haber voluntad de todas las expresiones políticas en Guerrero.

Indicó que un buen momento para aterrizar estas propuestas es en la renovación de la dirigencia, que por mandato de ley debe hacerse en diciembre o en enero próximo a más tardar.