Más relajados, pero más incisivos, los candidatos presidenciales en el debate Foto: La Jornada Guerrero

Más relajados, pero más incisivos, los candidatos presidenciales en el debate

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo Jun 13, 2018

El tema Economía y Desarrollo enfrentó a los cuatro en sus propuestas de campaña

Los moderadores tuvieron la capacidad para interrumpir a los aspirantes a gobernar el país


El tercer debate presidencial, celebrado ayer en Mérida, permitió mostrar en su etapa final a los cuatro candidatos, Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya González, José Antonio Meade Kuribreña y Jaime Rodríguez Calderón, más relajados pero, a la vez, más incisivos en sus ataques mutuos.

Inclusive, en algún momento, el puntero López Obrador acusó el golpeteo, y a punto estuvo de salirse de balance cuando el panista Anaya lo cuestionó directamente sobre el empresario José María Rioboo, de quien dijo que lo había beneficiado cuando fue jefe de Gobierno, con contratos por 170 millones de pesos sin licitación alguna, en el entonces Distrito Federal.

En contrapartida, Anaya casi perdió el control cuando López Obrador aludió a la verdadera alianza con el presidente Enrique Peña Nieto y empezó a exhibir una serie de fotografías entre el queretano y el mandatario actual.

Fue una jornada donde la participación de los moderadores –Carlos Puig, Gabriela Warkentin y Leonardo Curzio-, incluso con capacidad para interrumpir a los candidatos cuando hacían la exposición fue la novedad.

A diferencia del debate pasado, esta ocasión Guerrero no apareció entre los temas del debate, por alusión de ninguno de los candidatos.

López Obrador anunció como directora del Conacyt, en caso de ganar la presidencia, a la multipremiada científica mexicana María Elena Álvarez, y reiteró como secretario de Salud, a Jorge Alcocer Varela. Los candidatos expusieron sus propuestas en el tema de Economía y Desarrollo, con los subtemas de crecimiento económico, pobreza y desigualdad, educación, ciencia y tecnología, salud, desarrollo sustentable y cambio climático.

Entre los embates memorables se pueden ubicar la expresión de Meade: “aquí el único que está indiciado aquí por un delito es Ricardo”.

En otro momento, el panista se dirigió al priísta y le dijo: “este decreto te implica directamente en el último escándalo de corrupción de Odebrecht”.

No van a quedar sin castigo casos como Ayotzinapa, la Casa Blanca, Odebrecht, la estafa maestra. Tú, José Antonio, y tu jefe, Enrique Peña Nieto, van a enfrentar la justicia cuando yo sea presidente de México, porque eso es lo correcto. Entiendo que se han puesto de acuerdo con López Obrador que ya los perdonó, pero la justicia, se tiene que hacer en nuestro país”.

Debate por las refinerías

Esta ocasión no hubo momentos significativos para dar paso a los memes, como en el segundo debate cuando López Obrador llamó “Riqui Riquín Canallín” a Anaya, o la escena en que este se acercó al tabasqueño y López Obrador escondió la cartera.

El debate dio origen de todas maneras a intercambio de propuestas, a la discusión en torno a la reforma educativa, por ejemplo, sobre el papel del sindicato del magisterio; así como la construcción de refinerías, en cuestiones de materia energética, donde tanto Anaya como Meade se confrontaron con la propuesta de López Obrador, los primeros contra las refinerías, y el segundo por construirlas.