Imprimir esta página
Ni expropiaciones ni nacionalizaciones, ofrece López Obrador a banqueros Foto: Raúl Aguirre

Ni expropiaciones ni nacionalizaciones, ofrece López Obrador a banqueros

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo Mar 10, 2018

Reformas sí, pero a mitad de su sexenio, se compromete el candidato de Morena

Si le cometen fraude, se va a Palenque, dice; “Que el que suelte el tigre, que lo amarre”, expresa


A los banqueros, Andrés Manuel López Obrador les ofreció que –en caso de ganar la Presidencia– no habrá expropiaciones ni nacionalizaciones, ni tampoco iniciará su gobierno con reformas, las cuales sí hará pero a la mitad de su sexenio, ni cancelará contratos de obras que ya estén operándose.

En el caso del nuevo aeropuerto de Texcoco, dijo que negociará con los contratistas para hacer la misma cantidad de obra en los otros dos aeropuertos que ya existen, con la finalidad de evitar el costo tan grande que tiene ese proyecto.

Esta es la tercera vez que López Obrador asiste a la convención en su carácter de candidato presidencial y fue recibido con cordialidad, aunque sin entusiasmo evidente. Pero él se mostró obsequioso con sus anfitriones. Dijo que como presidente va a apoyar a la banca porque el país necesita una banca fortalecida, y a la iniciativa privada en general le dará la oportunidad de invertir en grandes proyectos junto con el gobierno federal, en proporción de un peso gubernamental por 60 pesos de inversión privada.

Solo les pidió que ellos también inviertan en su propio crecimiento, pues dijo que hay alrededor de mil municipios, que representan 60 por ciento del territorio nacional, donde no hay ningún servicio bancario y sí se va a necesitar, porque se derramarán recursos –alrededor de 500 mil millones de pesos anuales obtenidos de cancelar la corrupción– en programas para la población.

Dijo que México ya está preparado para el cambio, pero advirtió que si otra vez hay fraude, él simplemente se retirará a Palenque, Chiapas, y no andará conteniendo la irritación de la gente. “Que el que suelte el tigre, que lo amarre”, dijo.

“Lo que nosotros proponemos es llevar a cabo un verdadero cambio, una transformación en la vida pública de nuestro país, con una pequeña fórmula, sencilla pero trascendente, profunda, que consiste en acabar con al corrupción, la impunidad y los privilegios”, dijo.

Sostuvo que si tuviera que sintetizar en una frase todo su proyecto de gobierno, sería precisamente esa.

Por otra parte, López Obrador fue cuestionado por el dirigente de los banqueros, Marco Martínez Gavica, quien quiso saber cómo se manejaría en términos de la seguridad pública, y si desaparecería el Ejército al crearse la Guardia Nacional que está proponiendo el tabasqueño.

López Obrador le respondió que el Ejército seguiría funcionando, pero las labores policiacas las haría otra institución; dijo que él como comandante máximo de las fuerzas armadas tomaría directamente el control de las instituciones de seguridad, y cada mañana se reuniría con el secretario de Marina y la Defensa Nacional, de la Guardia Nacional, el de Seguridad Pública y recibiría el parte. “Con todo respeto”, dijo, si en este momento se le preguntara al presidente Enrique Peña Nieto cuántos muertos hay, no sabría porque él delega esas funciones en el secretario de Gobernación, lo que ya no sucedería, pues él, López Obrador, estaría directamente al frente.