El músico Elvis Trevor Rose, originario de Curazao, ubicada en el mar Caribe, se dedica a enseñar música a jóvenes y niños en varios municipios del estado, por lo que asegura que Guerrero es rico en talento, que es continuamente desaprovechado por las autoridades. El músico Elvis Trevor Rose, originario de Curazao, ubicada en el mar Caribe, se dedica a enseñar música a jóvenes y niños en varios municipios del estado, por lo que asegura que Guerrero es rico en talento, que es continuamente desaprovechado por las autoridades. Foto: Rodolfo Valadez Luviano

“Para los responsables de fomentar la cultura, Guerrero no existe”: músico caribeño

Escrito por  Rodolfo Valadez Luviano Ago 23, 2017

Exhorta a quienes buscan el poder el próximo año a invertir en ese rubro en sus municipios


Tecpan, 22 de agosto. Elvis Trevor Rose, músico caribeño conocido como Aikeke, fue claro: “Para las autoridades federales, responsables de apoyar y fomentar la cultura, Guerrero no existe”, a pesar de la gran cantidad de niños y jóvenes talentosos que existen, los cuales, sólo necesitan un pequeño estímulo para desarrollar su enorme potencial, por lo que llamó a quienes buscan llegar al poder el próximo año a apostarle a la cultura para mejorar las condiciones de vida de la población.

El músico, originario de Curazao en el Caribe, se dedica a enseñar música a jóvenes y niños en Zihuatanejo, pero ha tenido la oportunidad de conocer otros municipios del estado, lo que le permite asegurar, dijo, que la entidad es riquísima en talentos, pero que éstos, continuamente son desaprovechados por la falta de apoyo de las autoridades, a las que pareciera que no les interesa respaldar y promover las actividades culturales entre la población, pero sobre todo entre quienes forman parte de las nuevas generaciones.

Iguala, Chilpancingo, Acapulco, Atoyac, Taxco, Tecpan y Zihuatanejo son algunas de las ciudades que ha visitado y en las que ha constatado el talento que tienen jóvenes y niños, “pero también el poco interés de las autoridades por invertir culturalmente en ellos”.

El caribeño de color, de pelo con rastas, manifestó estar seguro que la música puede ser una herramienta muy valiosa para reducir los índices de violencia y delincuencia que hay en Guerrero y el país, pues afirmó que un menor que aprende a tocar una guitarra o cualquier instrumento musical crea una mentalidad indiferente a la violencia, y mantiene su mente ocupada en aprender y dominar una técnica musical que lo mantiene alejado de las situaciones delictivas.

Resaltó que: “estoy convencido que un niño que aprende música o a tocar algún instrumento musical es un sicario menos”.

Contó que en Zihuatanejo, lugar en el que radica desde hace más de 20 años, y donde tiene una escuela para enseñar a niños y adolescentes, ha tenido la oportunidad de ver cómo niños con talento, que carecen de dinero para comprar un par de sandalias, logran hacer una carrera musical e integrarse a grupos que actualmente llegan a tener importantes reconocimientos y han alcanzado la fama.

Dijo que su visita a Tecpan es a invitación de la directora de Cultura municipal, Sonia Rivero, con quien diseña un proyecto para instalar una escuela de música para niños en Tecpan y en la que espera que también se integren menores de San jerónimo y Atoyac.

Finalmente externó: “No me gusta mezclarme con la política ni con los políticos, pero si llegaran a preguntarme les diría que en sus planes de trabajo incluyan invertir en la cultura en sus municipios, porque eso hará que la sociedad mejore y comience a vivir en un clima de paz, que es lo que todos anhelamos”.