¿Qué espera a los mexicanos en 2018?

Escrito por  Ago 18, 2017

Bien merecen una somera reflexión las declaraciones del dirigente municipal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Fermín Alvarado Arroyo, respecto a las opciones que tendrá la ciudadanía en la próxima contienda electoral.
El líder acapulqueño expresó que en las elecciones de 2018 habrá dos posturas en la contienda: los que están por la felicidad, que son los priístas, y los que pugnan por el populismo y el autoritarismo, que, dijo, serán los seguidores de Andrés Manuel López Obrador, dirigente nacional de Movimiento Regeneración Nacional, virtual candidato a la Presidencia de la República.
Bien haría el priísta en definir en que fundamentará el PRI su gobierno, si es que retiene la Presidencia, para conceder a los mexicanos esa felicidad que desde ahora vislumbra, porque si conoce la manera de lograrlo, sería interesante saber por qué no ha hecho feliz a la población en el actual sexenio en vez de mantenerla hundida en la zozobra, la intranquilidad, el miedo, derivados de la violencia y la inseguridad, que en su campaña el presidente Enrique Peña Nieto se comprometió a suprimir.
Si por otro lado, es pretensión conducir a los mexicanos a la felicidad mediante la honestidad, bien pudo hacerlo en la presente administración, cuya imagen ha sido la de la corrupción, la opacidad, el engaño.
Y si su idea es lograrlo por medio de la justicia, debió haber esclarecido ya, por ejemplo, el caso de los 43 normalistas de la normal rural de Ayotzinapa desaparecidos en septiembre de 2014,  cuyos padres, respaldados por los diferentes sectores  locales, nacionales y hasta por organizaciones internacionales defensoras de los derechos humanos, cumplieron ya tres años peregrinando por todas partes en busca de justicia y solidaridad.
¿Qué esperaría a los mexicanos si gana las elecciones López Obrador? A ciencia cierta se desconoce; desde ahora se le endilgan por adelantado políticas gubernamentales de autoritarismo y populismo, no comprobadas aún porque no ha sido presidente, pero sin duda alguna sí se sabe qué espera a la población si conserva la Presidencia el PRI, porque ha dado sobradas muestras de su forma de gobernar.
Efectivamente, los mexicanos tendrán dos sopas a probar en 2018: una cuyo sabor ignora, porque sólo los futurólogos pueden ver en su bola de cristal; de la otra tampoco se sabe aún su textura, pero si es la misma que el cheff le está dando a los mexicanos, se sabe ya que está prepara por un mal cocinero y tiene a los comensales con una permanente infección intestinal. n