Luminosos pronunciamientos

Escrito por  Jun 23, 2018

Si el tema no revistiera seriedad, movería a risa la postura asumida por fiscales, procuradores y delegados federales al concluir la 39 Asamblea Plenaria de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia (CNPJ) en Acapulco.

Los señores, que tienen la aplicación de la justicia en sus manos, emitieron un punto de acuerdo mediante el cual expresaron su rechazo a la violencia durante el proceso electoral, como si rechazarla fuera suficiente para acabar con ella o mitigar sus efectos.

Ante la incapacidad de esas instancias de gobierno para sacudirse el flagelo, se ha convertido ya en un recurso muy socorrido de la esfera gubernamental condenar los asesinatos dolosos en vez de emplearse a fondo para perseguir a los criminales, detenerlos y someterlos a proceso.

Los funcionarios repudiaron la violencia, sobre todo contra las mujeres, a quienes tampoco les procuran justicia porque no resuelven los feminicidios (mucha preocupación, cero resultados), y se comprometieron a reforzar acciones para esclarecer los hechos violentos, sin explicar por qué, si durante más de 10 años ha permeado la inseguridad, no han hecho lo que ahora dicen que harán.

Una gran conclusión levantó murmullos: la violencia que se ha registrado durante el actual proceso electoral puede inhibir la participación ciudadana.

Luego de la ola de asesinatos de precandidatos y candidatos a puestos de elección popular, más de cien en el país, con lo que el Tribunal Federal del Poder Judicial de la Federación advierte que el crimen organizado está eliminando a los que no quiere que lleguen, no debería descartarse la probabilidad de que durante las votaciones surgiera algún incidente violento porque la votación no favorece a quien algunos violentos quieren que resulte ganador.

El fiscal de Puebla y vocero de la CNPJ, Víctor Antonio Carrancá Bourget, advirtió que instituciones como el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales se han manifestado públicamente por terminar esa violencia, y corresponde a las procuradurías y fiscalías la persecución de resultados por estos crímenes.

¿Será que las fiscalías y los procuradores estaban esperando un pronunciamiento del Tribunal Electoral para hacer su trabajo? Porque en Guerrero no se vislumbra.

Las y los fiscales emitieron un punto de acuerdo mediante el cual expresaron su rechazo a la violencia durante el proceso electoral, de manera particular contra las mujeres, por lo que se comprometieron a reforzar acciones para esclarecer los hechos de violencia ocurridos durante este periodo.

El portavoz de la CNPJ expresó que “los procuradores y fiscales generales del país, y las instituciones de procuración de justicia, rechazan la violencia política y se comprometen a reforzar las acciones de investigación para lograr la persecución de los delitos”.

Asimismo, añadió que “formulan un atento exhorto a la ciudadanía a que denuncie y colabore con seguridad en la investigación para esclarecer los hechos y procesar a los acusados”.

Carrancá Bourget precisó que el objetivo es contribuir a la confianza ciudadana en las instituciones públicas y de procuración de justicia.

Concluyó al señalar que “las y los procuradores y fiscales generales del país rechazan la violencia durante el proceso electoral, de manera particular en contra de las mujeres, y se comprometen en reforzar acciones para esclarecer los hechos”. n