Ayotzinapa, nuevas complicaciones

Escrito por  Jun 09, 2018

Nuevas vertientes con probables complicaciones a futuro adquiere la decisión del Primer Tribunal Colegiado del Décimo Noveno Circuito de Tamaulipas de crear la Comisión de Investigación para la Verdad y la Justicia en el caso de la desaparición de los 43 normalistas de la escuela rural de Ayotzinapa.

Iñaki Blanco Manero, procurador general del estado cuando ocurrió la desaparición, califica el procedimiento como antijurídico y hasta aberrante, porque, acusa, convierte en nada al Ministerio Público, es decir que lo elimina.

Ángel Aguirre Rivero, gobernador del estado cuando ocurrió la tragedia, misma que provocó su salida de la gubernatura, opinó que la comisión de la verdad se limitará a indagar si hubo o no actos de tortura en la investigación, y no implica rehacer todo lo que se ha avanzado.

Inclusive, dijo que podría generarse una controversia constitucional porque no se creará la comisión a partir de los dos únicos posibles mecanismos con los que se puede crear una comisión de la verdad, es decir un decreto del Ejecutivo o por decisión del Congreso.

Empero el tribunal colegiado tomó la decisión por unanimidad de los magistrados Mauricio Fernández de la Mora, Juan Antonio Trejo Espinoza y Héctor Gálvez, quienes ordenaron reponer el procedimiento al establecer que la investigación de la Procuraduría General de la República no fue pronta, efectiva, independiente, ni imparcial, como lo exige la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, así como los protocolos adoptados por la Organización de las Naciones Unidas.

Por su parte, el Comité de Padres de los 43 Normalistas Desaparecidos exige a la comisión se integre a los miembros del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), propuesto por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh), y que las indagatorias se basen en las cuatro líneas de investigación que los padres han señalado desde que ocurrieron los hechos.

Así, pues, si se llegara a presentar una controversia constitucional, si la decisión del tribunal se constriñera a definir si hubo o no tortura de detenidos o si en la comisión no fueran integrados los miembros del GIEI, ya se ve venir desde ahora la formación de un ovillo difícil de desenredar, que generará un embrollo que vendrá a beneficiar al gobierno de la República, pues dispondrá de más tiempo para que llegue a su término la actual administración.

Lo que ocurra sobre el caso Iguala a partir del primer día del próximo gobierno dependerá en gran parte de quién gane la Presidencia de la República y las negociaciones que haya entre entrantes y salientes.

La incertidumbre sigue siendo el factor predominante en el asunto, en que la impunidad ha salido ganando. n