Marcaje desmedido

Escrito por  May 03, 2018

Insistente ha sido Félix Salgado Macedonio, candidato a senador por Morena, en denunciar la fiscalización desmedida y fuera de norma que aplica el Instituto Nacional Electoral a los candidatos de ese partido político.

El objetivo, puntualiza, es “favorecer a los amigos del instituto (INE), para buscar cualquier pretexto y retirar la candidatura por rebase de topes de campaña”.

 “El INE nos anda siguiendo, anda monitoreando todos los gastos, la comida, y el hospedaje, nos traen pero con lupa a los candidatos de Morena”, se inconforma. Si nos invitan un helado, le pone costo, si nos regalan una comida, también”, apunta.

Existe entre los morenistas la percepción de que el INE se propone con esta medida excesiva impedir el triunfo de los candidatos sobre todo a diputados y senadores de Movimiento Regeneración Nacional para evitar que hagan mayoría en el Congreso de la Unión.

A nivel nacional, Andrés Manuel López Obrador, candidato a la Presidencia de la República por Morena, PES Y PT, se ha dedicado a invitar a sus simpatizantes a votar también por los aspirantes a legisladores con la idea de que, además de lograr la Presidencia, Morena obtenga mayoría en las cámaras con el propósito de evitar negociaciones con los diputados y senadores de otros partidos para sacar adelante las iniciativas de ley.

Sabido es que, cuando el partido en el poder no hace mayoría en Congreso y Senado, se ve obligado a negociar haciendo concesiones a los demás legisladores, arreglos que van en detrimento del país, misma situación que Morena busca evitar.

En consecuencia, por diversos medios, que incluye al INE, el gobierno federal, cuyo candidato José Antonio Meade no logra levantar, maniobra para hacer aparecer que los candidatos de Morena rebasaron el tope de campaña para dejarlos fuera de la contienda.

Por lo mismo, Salgado Macedonio recomienda de manera insistente a los demás aspirantes de Morena proceder con sumo cuidado, puesto que personal del INE busca cualquier motivo para reportar gastos que no se hacen, de tal modo que los aspirantes del Movimiento no sólo tienen que dar la batalla a los candidatos adversarios, sino también al Instituto. n