Imprimir esta página

¿Qué candidato convencerá a los guerrerenses?

Escrito por  Feb 20, 2018

Un punto coincidente de los candidatos presidenciales Andrés Manuel López Obrador (Juntos haremos historia), Ricardo Anaya (Por México al frente) y José Antonio Meade Kuribreña (Todos por México), es combatir la inseguridad, la injusticia y la corrupción.

En estos objetivos los tres tendrán que ser muy convincentes, porque constituyen, sin duda, tres de los flagelos que laceran al país y de los que los mexicanos dan muestras inocultables de hartazgo.

Será Meade Kuribreña, postulado por la coalición PRI-PVEM-Panal, el que tendrá mayores problemas para convencer de su propuesta a los mexicanos en general y a los guerrerenses en lo particular, puesto que en estas materias ha fallado la actual administración, que encabeza el priísta Enrique Peña Nieto.

Se encontrará con la resistencia de una mayoría guerrerense lastimada por la violencia, reacia a creer toda idea que venga del actual régimen o de todo aquel que provenga del mismo, porque no ha cumplido su compromiso de campaña de erradicarla y está en deuda al obstruir abiertamente la solución del caso de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos.

José Antonio Meade pagará los costos del desprestigio de la actual administración federal.

Ricardo Anaya Cortés, candidato de la alianza PRD-PAN-MC, llevará sobre sus hombros la incapacidad de dos regímenes federales, el de Vicente Fox y el de Felipe Calderón; no obstante, le será fácil deslindarse de ellos, en tanto la situación de Meade se presenta diferente porque es el PRI el que está en el poder actualmente, y no se sabe aún si se atreverá a desligarse de Peña Nieto para no cargar con sus lastres, lo que, de hacerlo, le acarrearía consecuencias funestas.

Quien aparentemente hallará un terreno abonado para afianzarse entre la simpatías de buen porcentaje de los guerrerenses, porque no tendrá que enfrentar recriminaciones por promesas incumplidas y fallas de gobiernos pasados, será López Obrador, que, postulado por Morena-PT-PES avanza como en caballo de hacienda.

Si a López Obrador lo acusan de soberbio, intolerante y autoritario, seguramente es porque no le hallan otros defectos que criticarle, en tanto a Anaya se le ubica como corrupto y traidor, y Meade, con varias medallas en el pecho, tiene que llevar a cuestas la mala reputación del gobierno federal y del priísmo. n