Regodeo oficial

Escrito por  Ene 23, 2018

Con gran éxito para Guerrero, concluyó la Feria Internacional de Turismo (Fitur) edición 2018, en Madrid, España, catalogada como una de las más importantes del mundo en su especialidad.

Ernesto Rodríguez Escalona, titular de la Secretaría de Turismo (Sectur) del estado de Guerrero, en todo momento se mostró eufórico porque, dice, el del estado fue el mejor pabellón del evento, el más visitado, el más elogiado, el más sobresaliente.

Fue, en verdad, muy buena idea participar en el encuentro, en el que Rodríguez Escalona se mostró feliz, entusiasmado, contento. El titular de Sectur fue la estrella, porque, al menos en los boletines que la dependencia manejó, ni por equivocación se detectó la presencia de los responsables del Fideicomiso de Turismo (Fidetur), que en realidad es el organismo encargado de manejar las promociones y el presupuesto para este efecto.

Rodríguez Escalona declaró que los destinos y atractivos turísticos de Guerrero cautivaron a miles de personas del mundo, algunas de las cuales ojalá visiten pronto la entidad, porque los habitantes de los estados circunvecinos siguen siendo los visitantes cautivos; son ellos los que casi llenan los hoteles, con la marcada ausencia de turistas extranjeros.

Pero estar presente en la Fitur fue, sin duda, una buena decisión porque, de acuerdo con lo expresado por Rodríguez Escalona, la feria reunió a más de 600 ministros, embajadores y altos representantes de todo el mundo, así como a unos 251 mil participantes y más de 7 mil 700 periodistas de 59 países.

El funcionario estatal se comprometió a seguir promoviendo los destinos de la entidad, lo mismo en el país que en el extranjero; sin embargo, en ningún momento ha mencionado qué sitios recorrerán.

Han transcurrido ya 22 días del mes de enero, y ni la Sectur estatal, ni el Fidetur han dado a conocer el programa de promoción, ni los presupuestos que habrán de asignar a esta tarea en el transcurso del año.

Empresarios turísticos y prestadores de servicios en general se quejan de falta de promoción, pero no hay una exigencia formal de recibir información respecto a qué trabajo se hará; se lamentan entre ellos, pero no se atreven a encarar a los funcionarios del sector, tal vez por temor a que vayan a retirarles el manejo del Fidetur. n