Rumbo perdido

Escrito por  Dic 16, 2017

El ayuntamiento de Acapulco advirtió que presentará denuncia penal contra las personas que bloqueen calles del puerto en la temporada vacacional.

Si bien es cierto que presentar una denuncia y no hacerlo viene siendo lo mismo ante la inoperancia de la Fiscalía General del Estado, antes de proceder de este modo el municipio tendría mejores resultados si, en vez de curar la enfermedad, la previene.

La alcaldía pidió a todos los ciudadanos que tengan alguna inconformidad que se acerquen a las instituciones para buscar diálogo y así evitar que se afecte a terceros con protestas y bloqueos de calles y avenidas, pero también podría invertir el procedimiento, procurando que sean las instituciones las que se acerquen a los inconformes cuando se aprestan a tomar la calle para hacer sentir su malestar.

Generalmente, los funcionarios esperan que los manifestantes salgan a la calle y desquicien el tránsito generando problemas de vialidad a la población, y es hasta que toman edificios públicos, se plantan frente a los mismos o bloquean los accesos, cuando los atienden, pero pueden hacerlo antes de que haya estos desbordamientos.

El ayuntamiento cuenta con personal encargado de detectar este movimientos de protesta de este tipo desde el momento en que surgen; por consiguiente, en vez de atenderlos después de que generan el caos o en vez de reprimirlos, podría desactivarlos concediéndoles lo mismo, o menos tal vez, que lo que les ofrecen al final de la protesta.

Ya el 23 de noviembre, el secretario del ayuntamiento, Daniel Meza Loeza, informó que se presentó una denuncia contra quien resulte responsable por el bloqueo de cinco horas de la avenida Cuauhtémoc, efectuado por maestros y estudiantes de la Escuela Media Superior a Distancia número 51, ubicada en el fraccionamiento Costa Dorada, quienes solicitan la donación del predio que ocupan.

Habría que imaginar los efectos que tendría la aprehensión y encarcelamiento de un grupo de maestros y estudiantes que luchan por obtener un terreno para su escuela, por decisión de un gobierno que se precia de ser de izquierda y que supuestamente abandera las causas populares.

O los asesores le fallan al presidente municipal o el presidente municipal no se deja asesorar; “haiga sido como haiga sido”, las consecuencias de un suceso de esta naturaleza en nada le beneficiarían en ningún momento y menos aún en tiempos electorales.

No es necesario disparar muchos cañonazos para ganar una batalla; lo importante es mandar pocos, pero bien dirigidos o, lo que es más importante, la mejor victoria es evitar la guerra. n