La tarifa tolerada es de 17 pesos; la Dirección de Transporte autorizó cobrar 15 pesos

Desde que inició el presente año subieron el costo del pasaje, sobre todo por las noches, denuncian

Se justifican choferes de las rutas Costera-Coloso y Costera-Colosio con el aumento a las gasolinas


Usuarios de taxis colectivos de las rutas Coloso-Costera y Colosio-Costera se quejaron de que los choferes han incrementado el precio del pasaje hasta a 20 pesos, pese a que éste no está permitido.

El incremento de 3 pesos al costo del pasaje ha sido justificado por los conductores por el aumento al precio de las gasolinas.

La tarifa que normalmente cobran los colectivos es de 17 pesos, la cual es tolerada, ya que la tarifa autorizada por la Dirección de Transporte del estado es de 15 pesos desde el año pasado.

Sin embargo, desde que inició el año algunos usuarios se han quejado de que los choferes cobran hasta 20 pesos y 25 pesos en las noches, con la justificación de que incrementó el precio de las gasolinas.

Hasta el momento, la Dirección de Transporte no ha autorizado el incremento al costo del pasaje de los colectivos, por lo que la tarifa tolerada sigue siendo de 17 pesos.

Mientras que el precio autorizado del pasaje de los camiones urbanos sigue siendo de 8 pesos y de 9.50 pesos los de aire acondicionado.

Señala la misiva que es inconstitucional y aprobada al vapor


Chilpancingo, 16 de diciembre. Organizaciones sociales, colectivos y sociedad en general han enviado miles de cartas para poder frenar la Ley de Seguridad Interior que se aprobó en el Senado el viernes por la mañana. 

La carta enviada a los senadores de la República y que puede ser firmada por toda persona que esté en contra de la Ley, manifiesta que dicha Ley de Seguridad Interior “es inconstitucional”, pues el Congreso de la Unión no cuenta con facultad expresa para legislar sobre seguridad interior, en términos del artículo 73 de la Constitución. 

Además de que el artículo 21 establece que la seguridad pública estará a cargo de autoridades civiles. En la misiva también se propone que en vez de legalizar lo ilegal, se debe de hablar de un retiro programado de las Fuerzas Armadas y del fortalecimiento de las policías civiles a través del Sistema Nacional de Seguridad Pública. “Como ciudadan@, me indigna y me preocupa que diputados y senadores aprueben una Ley de esta naturaleza al vapor y sin una adecuada discusión.

Tomen el tiempo que sea necesario para entender el problema que enfrentamos de fondo, queremos que nuestros diputados y senadores legislen con evidencia, no con presiones ni pasiones”, detalla el cuerpo de la carta. Además se argumenta que a lo largo de 10 años de guerra contra el narcotráfico no sólo se ha demostrado que “no se ha reducido la violencia, sino que ésta se ha recrudecido”. 

Como legisladores –agrega- tienen la responsabilidad de evitar que se vulneren los derechos de las y los mexicanos y no convertir al país en uno menos democrático. 

Se busca ordenar a los vehículos que hacían sitio en Las Anclas


A partir de ayer empezaron a funcionar los nuevos paraderos de taxis colectivos, ubicados en la avenida Wilfrido Massieu, con el fin ordenar a más de 3 mil vehículos que anteriormente hacían sitio en Las Anclas.

El alcalde Evodio Velázquez puso en operación un Plan Piloto de Reordenamiento del Transporte Público en dicho punto de la ciudad.

Los puntos de ascenso y descenso se dividen en Zona 1, en la calle segunda de Álvaro de Mezquita, para las rutas Real Hacienda, La Venta y Casas Palenque; Zona 2, calle José Luis Curiel, para la ruta Coloso; y Zona 3, calle tercera de Cristóbal Colón, para las rutas Renacimiento, Emiliano Zapata y Sector 6.

El coordinador de Movilidad y Transporte, Eutimio Rodríguez Maganda, explicó al alcalde que en el punto conocido como zona Las Anclas circulan aproximadamente 3 mil taxis, cada uno da 8 vueltas en 24 horas. “La carga vehicular es muy importante y en lugar de estar ubicados en una pequeña zona, en una esquina que era Las Anclas, ahora nos estamos repartiendo en siete lugares con 300 metros lineales para que la gente y los taxis puedan tener un mejor servicio”.

Algunos dirigentes transportistas se manifestaron en desacuerdo con la medida, pues se quejaron de que le gobierno municipal no hizo un estudio ni consulta ciudadana y de que no va haber lugar para estacionamientos. Además solicitaron iluminación y vigilancia en la zona.

El alcalde respondió que las acciones se hicieron con base a estudios de movilidad con el objetivo de mejorar la circulación en la zona, y que fueron instrumentadas en conjunto con la Comisión Técnica de Transporte y Vialidad del Estado y el OPD Acabús.

Dijo que primero “vamos a hacer las pruebas, vamos a ver cómo funciona, de no funcionar como debe de ser regresaremos al mismo esquema tradicional.. Perdón a los que tal vez no guste, pero también la autoridad debe tomar decisiones y si esto funciona tomaré una decisión con toda determinación, si esto no tiene el resultado que nosotros quisiéramos entonces buscaremos otra alternativa”.

En entrevista, Evodio Velázquez aseguró que se hizo una consulta con usuarios de taxis colectivos y vecinos, para ver si estaban de acuerdo con mejorar la movilidad de la zona “y el 80 por ciento de los que se consultaron dijeron que es lo que necesitaba Acapulco”.

Por su parte, el coordinador de Movilidad y Transporte, Eutimio Rodríguez, afirmó que la zona ya contaba con iluminación, puesto que Alumbrado Público reparó las luminarias y Bacheo reparó el pavimento.

Recordó que en noviembre del año pasado se hizo el primer intento de regular el paradero de Las Anclas, con los cambios de circulación de algunas calles como la Wilfrido Massieu, pero no funcionó.

Explicó que el problema en esa zona es que los más de 3 mil taxis colectivos ofertan 150 mil asientos y solamente hay una demanda de entre 70 y 80 mil lugares, “de ahí empieza el problema, como hay más taxis que usuarios por eso los taxis tratan de hacer sitio y tratan de ganar el pasaje”, además de que hay escuelas, hoteles y negocios, y ninguno tiene estacionamiento.

El funcionario municipal añadió que los anuncios de los paraderos tienen tres semanas puestos y se ha estado socializando con la ciudadanía. Abundó que habrá una etapa de no infraccionar al taxista que se equivoque metiéndose en la calle que no le corresponda, pero no se tolerarán las paradas en Las Anclas.

“En las entradas de las calles hay personal de la Coordinación indicando a los taxis donde deben de entrar, también repartieron folletos y se van a intensificar la campaña de socialización, las 24 horas va haber personal”.

El líder del transportista Rogelio Hernández Cruz, de la organización Un Nuevo Horizonte para Guerrero, agradeció al alcalde que trate de ordenar al transporte, pues dijo que Acapulco no requiere de más concesiones, sino de un ordenamiento integral.

Mientras que el vicepresidente de la Federación de Transportistas de la Costa (Fetrag), Omar Reyes Campos, quien también agradeció la medida, pidió a la ciudadanía usar los paraderos y se comprometió a invitar a los usuarios a que los usen.

Durante la supervisión estuvieron presentes el regidor Amílcar García Estrada; el delegado de Transporte en la zona Centro de Acapulco, Mario Lenin Escalera Hernández, así como los titulares de Vía Pública y Alumbrado Público del Ayuntamiento, Jaime Soria Villa y Román Salazar Hernández.

Archivo

« Agosto 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31