Si Xavier Olea no puede con su cargo debe renunciar, señala


Chilpancingo, 8 de febrero. El senador por el PRD, Celestino Cesáreo Guzmán urgió a la Federación que presente una nueva estrategia de seguridad, que realmente de resultados en el combate a la violencia. 

En tanto, la ex secretaria general del PRD y candidata al Senado de la República, Beatriz Mojica pidió al Fiscal General de Guerrero seriedad en las investigaciones por los crímenes de los sacerdotes. El senador perredista reclamó que la incapacidad e inacción de las autoridades, ha provocado que este año inicie con un número elevado de homicidios dolosos, que dan muestra que la violencia se ha agravado. 

Hizo suyo también el llamado que hace la Iglesia católica, a través del Obispo Salvador Rangel y pidió la intervención del gobierno federal en Guerrero para poder hacer frente a la violencia. 

Recordó que en ocasiones anteriores se había solicitado la llegada de un comisionado federal para que dirigiera a los tres órdenes de gobierno en la ruta de la paz, “pero no hubo eco; y los altos índices de violencia e impunidad de Guerrero, donde la mayoría de los homicidios quedan sin resolver, lo colocan como una de las entidades más peligrosas del país y esto no puede seguir así”, dijo. 

La víctima, Armando Arturo “N”, conducía una camioneta cuando lo acribillaron

El municipio es bastión del grupo criminal Los Ardillos que dirigen los hermanos Ortega Jiménez

Este año han sido ultimados nueve políticos, entre ex alcaldes y ex diputados, la mayoría del PRD


Chilpancingo, 24 de noviembre. Este viernes se reportó el asesinato del dirigente municipal y ex candidato a la presidencia de Quechultenango del partido Movimiento Ciudadano (MC), Armando Arturo "N".

De acuerdo al reporte policiaco, el cuerpo del dirigente de MC fue encontrado la noche de este jueves.

El Vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, explicó que el Ministerio Público integró la Carpeta de Investigación 12020090601244200917, por el delito de homicidio en contra de quien o quienes resulten responsables.

Álvarez Heredia señaló que la víctima, quien fuera candidato a la presidencia municipal de Quechultenango, conducía una camioneta Ford, tipo pick up, gris, placas de circulación HC-09-587.

El vocero del Grupo de Coordinación Guerrero explicó que personal de la Fiscalía arribó al lugar de los hechos para realizar los peritajes de campo y de balística en el lugar de los hechos. En la escena del crimen se encontraron varios casquillos 9 mms.

Perplejo aún, sin recuperarse del todo del impacto que le causó la noticia del asesinato de su compañero el luchador social Ranferi Hernández Acevedo, Eloy Cisneros Guillén reclama que la Fiscalía General del Estado (FGE) investigue a fondo y cuanto antes el caso.

Si mataron a Ranferi, dice enfático el luchador social, ¿qué esperamos otros compañeros que estamos luchando por democracia, por los derechos humanos?

Entre los impulsores de la candidatura de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República por Morena cunde la extrañeza de que en cuestión de horas de diferencia, promotores de AMLO hayan sufrido dos actos violentos que consideran intimidatorios.

El día 13, unos 60 militares allanaron oficinas en el edificio de la Coprera, en Ejido y Calle 6, donde sesiona el Frente Progresista Guerrerense (FPG), le quitaron las llaves al vigilante y las dejaron cerradas, y colocaron candados en una bodega de la agrupación.

“Sentimos coraje cuando nos enteramos de lo de Ranferi”


 “El domingo a las 2:30 de la madrugada cuando timbró el teléfono en reiterados momentos y nos dieron la información del cobarde asesinato de Ranferi Hernández Acevedo sentimos un coraje indignante. ¿Cómo es posible que a Ranferi lo hayan asesinado, porque, qué esperamos otros compañeros que estamos luchando por democracia, por los derechos humanos?”, expresó el luchador social Eloy Cisneros Guillén.

Hay una coordinación muy estrecha entre Pro Amlo y el FPG, donde periódicamente estamos en contacto con Saúl López Sollano, Ranferi y otros compañeros más, por eso, el domingo, a las 2:30 de la madrugada, cuando timbró mi teléfono en reiterados momentos y nos dieron la información del asesinato cobarde de Ranferi, sentimos, la verdad, un coraje indignante. No es posible que a Ranferi lo hayan asesinado, porque qué esperamos otros compañeros que estamos luchando por democracia, que estamos luchando por justicia, que estamos luchando por el respeto a los derechos humanos, y Ranferi es uno de los compañeros que luchó siempre por ello.

Hace un momento, en la conferencia, decíamos que el fiscal general del estado de Guerrero no ha cumplido en ningún momento con sus oblitgaciones de procurar justicia a los guerrerenses. ¿Cuántos más se van a asesinar, para que pueda intervenir el gobierno del estado y frenar este tipo de situaciones? ¿Cuántos más compañeros, sin delito alguno, que han sido asesinados cobardemente por las balas de gente perversa y asesina?

Recordemos el caso de José Villanueva, el compañero maestro que fue asesinado cobardemente hace pocos días; de Francisco Tecuchillo, de Demetrio Saldívar, de Ángel Guevara, de Rogel Arellano Sotelo, de Soto Duarte, y de otros compañeros más, periodistas, estudiantes, médicos, luchadores sociales, que han caído por balas asesinas y que, hasta este momento, no hay ningún responsable de esos asesinatos. Por tanto, el procurador no tiene nada que hacer ahí, si tiene un poquito de dignidad y de vergüenza, debería dejar el cargo para que sea atendido por gente que realmente quiera dejar constancia de justicia en Guerrero. Demandamos del gobernador del estado, la investigación pronta sobre el asesinato cobarde de nuestro compañero Ranferi y, si esto no sucede, estaríamos entonces pensando que tiene culpa el gobernador en estos hechos. No es posible que salgamos a la calle con el temor de que a lo mejor hay una balacera y puede tocarnos una bala perdida o, que gente perversa, del gobierno o no del gobierno, esté atentando con nuestras propias vidas. Por eso es importante el cambio del procurador, que se atienda la inseguridad que existe en todo el estado de Guerrero, y esta es una obligación del gobernador del estado, de atacar la inseguridad.

“No queremos que el gobierno lo lamente; queremos que investigue y sancione”, dice


El asesinato del ex presidente estatal del Partido de la Revolución Democrática y activo promotor de la candidatura de Andrés Manuel López Obrador, Ranferi Hernández Acevedo, “es una monstruosidad”, expresó la dirigente de la Organización Campesina de la Sierra del Sur, Norma Mesino Mesino.

El también ex diputado local, exiliado en Francia a mediados de los años 90, fue asesinado la noche del sábado en la carretera entre Ahuacuotzingo y Chilapa, junto con su esposa, su suegra y su chofer.

Mesino Mesino afirmó que Hernández Acevedo había denunciado recientemente amenazas y había solicitado medidas cautelares, pero le fueron negadas por el gobierno del estado.

Dijo que los familiares y los amigos y organizaciones sociales “no queremos que el gobierno del estado lamente el asesinato, queremos que se investigue y se sancione a los responsables”.

La dirigente de la OCSS, organización a la que Hernández Acevedo estuvo muy ligado, dijo que cuando se enteró por la nuera y el yerno del dirigente que este había salido a las 5 de la tarde de Ahuacuotzingo y a las 10 de la noche aún no llegaba a Chilapa, adonde se dirigía, se comunicó con el asesor del gobernador, César Flores Maldonado, y le dio los datos del vehículo y los teléfonos celulares de quienes iban en él, y envió los mismos al fiscal Xavier Olea, quien nunca le recibió la llamada, así como a organizaciones sociales y a periodistas. Los victimados fueron encontrados después de la medianoche con huellas de tortura, amarrados con alambre y encajuelados. Sólo la suegra parecía haber sido ejecutada en el asiento trasero de la camioneta.

Archivo

« Mayo 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31