Esta actividad era común en la región en la segunda mitad del siglo pasado, pero muere poco a poco al paso de los días


Tecpan, 13 de enero. En la comunidad de Potrero de Carlos, ubicada en la parte media de la sierra de Tecpan, hay habitantes que todavía siembran, cosechan y pilan arroz como se hacía décadas atrás en varios pueblos de la región. Aunque los de esa comunidad cultivan el grano sólo para autoconsumo, mantienen viva una actividad que en el siglo pasado representó un pilar importante para la economía de las familias de Costa Grande.

Mientras pilaba arroz en un pilón, al estilo tradicional y antiguo que era común en la mitad del siglo pasado, Clara Luz Avilés Tabares, contó que además de arroz, su esposo, en esa localidad, siembra maíz y frijol para el consumo de la familia.

El pilón es un recipiente cóncavo de madera, de forma parecida al abrevadero o lavadero, donde se pila el arroz.

 “Con el palo se golpean los granos de arroz y después de un rato se lanzan al aire para que el viento se lleve la cascarilla o tamo, y cuando los granos quedan limpios se pone a coser”, explicó la mujer.

Arroz macan es el tipo que pilaba esa tarde. Una actividad que, según dijo, también le sirve como ejercicio, pues la realiza dos o tres veces a la semana, “y se suda bonito”.

Archivo

« Agosto 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31