La Jornada Guerrero - Elementos filtrados por fecha: Sábado, 14 Julio 2018

Acapulco, Gro., 15 de julio. - Este primer domingo de la temporada vacacional de verano la ocupación hotelera alcanzó de manera general un promedio de 81.2 por ciento en Acapulco, las estadísticas de la Secretaría de Turismo Municipal indican que se reflejó una variación positiva de 12.6 unidades porcentuales en comparación a la misma fecha del año anterior y se espera incremente con el paso de los días.

Por zonas, la de mayor afluencia fue la Dorada con un 94.4 por ciento de ocupación, presentando una variación positiva en comparación al año 2018 de 19.5 unidades, esta zona es seguida por la Diamante con un 63.8 por ciento y la zona Tradicional con 59.9 por ciento.

En un recorrido por playas los visitantes se dijeron felices de poder disfrutar las maravillas del puerto, Guadalupe Olivares de la Ciudad de México, dijo “muy bonito, muy buen clima, está muy bien, la gente muy atenta muy amable, una experiencia bonita que estamos pasando para descansar unos días nada más, un fin de semana rico, he visto que hay mucha vigilancia y sí lo recomiendo abiertamente “.

Por su parte, Dulce proveniente de Taxco, comentó “muy amable toda la gente de por acá, venimos como tres veces por año, ahorita está bastante lleno yo creo por las vacaciones, los mariscos están muy ricos, la comida muy sabrosa, los estamos esperando, les recomendamos venir a Acapulco”.

En esta temporada vacacional de verano, el gobierno municipal trabaja de manera coordinada con los tres órdenes de gobierno para brindar seguridad y una imagen positiva a los visitantes, de la misma manera opera a través de sus dependencias otorgando una atención especializada a los turistas.

Publicado en Turismo y Economía
Domingo, 15 Julio 2018 00:05

Descentralización

Desde unas semanas atrás que se anunció la descentralización de varias dependencias federales de la ciudad de México hacia otros estados de la República, han surgido voces de inconformidad, de sindicatos principalmente, diciendo que esa medida va contra los derechos de los burócratas, y que no todos los empleados estarían dispuestos a cambiar su residencia.

Que no panda el cúnico.

La medida anunciada por el futuro gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que inicia hasta el 1º de diciembre próximo, ha dado a conocer algunos beneficios y apoyos que recibirán los trabajadores que estén dispuestos a trasladarse a otros estados.

Este traslado no se va a dar ese día ni en ese mes. Es una medida a mediano plazo, tal vez en dos o tres años se empiece con la descentralización de las secretarías.

Primero, se tienen que encontrar terrenos donde ubicar las oficinas en los estados elegidos, luego planear y realizar la construcción. Mientras se lleva a cabo todo esto, se negociará el traslado de los trabajadores.

Dentro de este proyecto de descentralización, los analistas económicos del gobierno de AMLO consideran una inversión de 125 mil millones de pesos en el sexenio, incluidos 250 millones de pesos para estudios sobre las capacidades físicas de las ciudades que permita calificar su viabilidad y los requerimientos de inversión para infraestructura; mil 400 millones de pesos para los primeros “planes maestros” y los proyectos ejecutivos de la primera etapa, y 20 mil 834 millones de pesos en inversiones de obras con participación del sector privado.

Hay que considerar que toda la infraestructura iniciará de cero, ya que los terrenos que se adquieran deberán dotarlos de los servicios públicos básicos, tanto para las oficinas gubernamentales como para las viviendas de los trabajadores.

En su proyecto de nación, López Obrador señala que el hecho de que prácticamente todo el gobierno federal esté en la Ciudad de México genera una concentración de instituciones y empresas privadas que quieren mantenerse cerca de las dependencias correspondientes con las que tienen relación.

Publicado en Artículo
Domingo, 15 Julio 2018 00:05

Riqueza mal distribuida

Tal vez no sea necesario reducir el Estado mexicano a su mínima expresión –o más allá de lo estrictamente necesario– para ahorrar recursos, porque México es un país abundante en ellos. El problema es que su riqueza está mal administrada y peor distribuida.

Hay muy pocos que ganan mucho legalmente –fortunas que nunca en su vida podrían consumir, aunque se esforzaran– y una inmensa mayoría que gana muy poco. Y este desequilibrio es el que tiene a México anclado en el atraso.

No faltan vías para superar esta situación sin tener que hacer una revolución. Una es la impositiva –gravámenes progresivos, que impongan mayor carga al contribuyente según que sean mayores sus ingresos– y otra es la obra pública promotora del desarrollo, que obedezca a una política diseñada para impulsar el crecimiento económico y social de México.

Es lógico que los ciudadanos de menores ingresos queden muy agradecidos con programas como el de uniformes y útiles escolares gratuitos; sin embargo hay que preguntarse cuántas carreteras, cuántos puentes, cuántas escuelas, cuántos hospitales dejarán de construirse para sostener un programa así, que da satisfacción inmediata a sus beneficiarios.

Publicado en Editorial

Cuestan más la harina, la gasolina, la luz, el gas y hasta el dólar, afirman molineros

El maíz se trae desde Sinaloa, Chiapas o Veracruz; en Guerrero no hay, manifiesta empresario

Los intermediarios monopolizan el producto para venderlo más caro, señala industrial de la masa


Industriales de la masa y la tortilla en Acapulco explicaron que podría registrarse un aumento a este producto básico, debido al incremento del precio de insumos como la harina, en combinación con las constantes alzas a la gasolina, entre otros, debido a lo cual, ya evalúan la posibilidad de incrementar el costo del kilo de tortilla.

Empresarios del ramo detallaron debido al aumento del precio de la tonelada de harina en 400 pesos, lo que equivale a 4 por ciento más de su costo actual, analizan un probable aumento al kilo de tortilla.

El industrial Ricardo Casimiro Maya, explicó que “la tonelada de harina costaba 10 mil 100 pesos, pero a partir de esta semana ya cuesta 10 mil 500 pesos”.

Señaló que la escalada de precios los obligaría a tomar tal decisión, aunque recalcó que mantienen el precio del kilo de tortilla en 18 pesos desde que comenzó el año.

Casimiro Maya manifestó que “los intermediarios de harina monopolizaron el producto para venderlo más caro”.

Publicado en Sociedad y Justicia

Archivo

« Julio 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31