Sheinbaum, sin responsabilidad en caso Rébsamen

Escrito por  Esthela Damián Peralta Jul 25, 2018

Como era de esperarse, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México deslindó de toda responsabilidad a la jefa de Gobierno electa, Claudia Sheinbaum, del colapso en el colegio Enrique Rébsamen durante el sismo del 19 de septiembre del año pasado, donde fallecieron 19 niños y seis adultos.

El subprocurador de Averiguaciones Previas Desconcentradas, Guillermo Terán Pulido, informó que en las investigaciones realizadas por el Ministerio Público no se le acreditó ninguna responsabilidad.

Confirmó lo que ya se sabía: que la construcción del tercer y cuarto pisos del colegio, que se vinieron abajo, se realizó antes de que tomara posesión como jefa delegacional de Tlalpan, por lo que no estaba dentro de sus atribuciones y no está vinculada con alguna de las líneas de investigación abiertas.

Dijo que únicamente se giró citatorio a las personas que de alguna manera pudieron haber participado en la comisión de algún hecho considerado delito, y en este caso no fue así.

Además, explicó que para no vulnerar ninguno de sus derechos, en su oportunidad no se le giró un citatorio para que acudiera a declarar, como tampoco a otras personas, sólo a las que “tenemos la solidez que lo ameritan o van a aportar algún dato para esclarecer el caso”, precisó.

Sobre la resolución de la Procuraduría de Justicia capitalina, Claudia Sheinbaum se congratuló por las conclusiones al señalar en su cuenta de Twitter que la dependencia confirmó lo que dijo en diversas ocasiones de que no existe responsabilidad de la administración que encabezó en Tlalpan en las irregularidades detectadas en el colegio Enrique Rébsamen. Confió en que pronto se haga justicia y se lleve a los responsables ante las autoridades.

Remarcó que mientras fue jefa delegacional afrontó el problema, recibió a los padres de los niños fallecidos, se hizo transparente absolutamente todo, además de que se presentaron las denuncias que se tenían que presentar.

Cabe destacar que un juez de control calificó hace unos días como legal la detención, mediante una orden de aprehensión, del Director Responsable de Obra del Colegio Rébsamen, Juan Mario Velarde Gámez.

Está acusado por el delito de homicidio, derivado del colapso del colegio ubicado en la colonia Nueva Oriental, delegación Tlalpan. El imputado permanece con la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa, en la Torre Médica anexa al Reclusorio Preventivo Varonil Sur.

En la carpeta de investigación consta que entre los años 2014 y 2015, el acusado reportó a la delegación Tlalpan el remozamiento de pisos y paredes en el inmueble, cuando en realidad se realizaron obras en el tercer nivel y la construcción del cuarto piso. Por cierto, que tras los sismos de septiembre pasado, el virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, anunció un plan de reconstrucción nacional, al cumplirse el primer aniversario de la tragedia, el cual estará orientado a beneficiar a los damnificados que todavía están viviendo en campamentos, a la intemperie y que no se les ha apoyado.

El proyecto de reconstrucción contempla inversión pública, el cual dará prioridad a los más necesitados y forma parte de siete proyectos de infraestructura que representan una inversión de 500 mil millones de pesos que saldrán de los ahorros por la disminución del gasto corriente en la administración. En todos los casos se piensa en ayudar con inversión pública, no que sean préstamos.

El programa de reconstrucción forma parte de los siete proyectos de infraestructura prioritarios para su administración que incluye el Nuevo Aeropuerto Internacional de México, el Tren Maya, que irá de Cancún a Palenque, y la construcción de 300 caminos rurales.

Así como la operación de internet en todo el país y un corredor comercial en el Istmo de Tehuantepec para unir a Asia y la Costa Oeste de Estados Unidos y el apoyo a quienes viven en las zonas marginadas en ciudades fronterizas.

Ciertamente es lenta la reconstrucción y además con poca planeación. Por eso tocará al próximo gobierno llevar a cabo el programa de reconstrucción, desde luego tomando en cuenta lo que se ha hecho, pidiendo los informes sobre las acciones realizadas, lo ejercido, los recursos disponibles.

López Obrador aseguró que en octubre realizará una consulta sobre el aeropuerto y pidió apoyo a los dueños de los medios de comunicación para abrir espacios de debate entre el 15 de agosto y el 15 de octubre e informar a la ciudadanía de la viabilidad de los tres proyectos que se tienen de la obra: continuar con los trabajos, rehabilitar dos pistas en la base militar de Santa Lucía o concesionar el aeropuerto de Texcoco.

Resta todavía definir el mecanismo para realizarlo, si es a través del Instituto Nacional Electoral, de una organización de la sociedad civil o que quede a cargo de ciudadanos de inobjetable honestidad. n