¿Hasta cuándo?

Escrito por  Javier Soriano Guerrero Jun 03, 2018

Falta menos de un mes para que, por medio de nuestro voto, elijamos a nuestro presidente de la República para los próximos seis años.

Desde fines del año pasado, cuando se definieron las candidaturas a la Presidencia y empezaron las precampañas, los sondeos de preferencias del voto han ubicado a Andrés Manuel López Obrador en la cima de los aspirantes; día a día su aceptación por el electorado ha ido hacia arriba; en contrario, sus oponentes o se han estancado o van a la baja, esto tiene cada vez más preocupado a algunos sectores del país que han gozado de privilegios con los gobiernos priístas y panistas, y han iniciado una guerra sucia en contra de AMLO.

Diversos medios de comunicación diariamente nos dan a conocer que cierto empresario está espantando a sus empleados con el petate del muerto: que si gana López Obrador las inversiones se suspenderán, se perderán empleos, los trabajadores no tendrán para comer ni nada que llevarles a sus familias, etcétera.

Todo esto con el fantasma del populismo que, dicen, representa el tabasqueño. Veamos primero la definición del término populismo según la Real Academia Española: 1.- Tendencia o afición a lo popular en formas de vida, arte, literatura, etcétera. 2.- Tendencia política que pretende atraerse a las clases populares. Úsase más en sentido despectivo.

Según Wikipedia: El populismo es una filosofía política que apoya los derechos y el poder de las personas en su lucha contra una élite privilegiada. Se trata de un concepto difícil de definir con exactitud, con el que se designan realidades diferentes. El uso del calificativo populista se hace habitualmente en contextos políticos y de manera peyorativa, sin que del término se desprenda por sí mismo una evidente identificación ideológica, sino estratégica –dentro del espectro izquierda-derecha–.

De acuerdo con estas definiciones ¿qué es lo que espanta tanto a la clase política encumbrada y a la clase empresarial que se ha beneficiado en exceso de los gobiernos en turno?

Si este concepto abarca los derechos del pueblo, es precisamente el pueblo que apoya al candidato que ofrece restituirle sus derechos que la clase política cada día se los arrebata con leyes que van en perjuicio de ese mismo pueblo.

Si consideramos a los gobiernos federales de los más recientes, todos han gobernado en contra del pueblo. Y la mayoría son del PRI.

Empecemos: Carlos Salinas de Gortari: es el presidente del que los mexicanos tenemos tan mal recuerdo, nos hizo creer que nos iba a llevar al primer mundo, pero vio la tabla al revés y aun sufrimos las consecuencias. Firmó el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá provocando la quiebra de muchas empresas mexicanas y el abandono del campo. En su administración el dólar llegó a $3,490.00, pero como tuvo la ocurrencia de quitarle tres ceros al peso el dólar quedó en $3.49. En su gobierno, su partido, el PRI, nombró a Luis Donaldo Colosio candidato a la presidencia para suceder a Salinas, pero como se quiso salir del huacal lo asesinaron y en su lugar quedó Ernesto Zedillo.

Ernesto Zedillo: en su administración el dólar llegó a $9.42. En el primer mes de su gobierno se presentó una crisis económica, atribuida por muchos a la falsa fortaleza del peso que decía Carlos Salinas de Gortari que tenía, donde muchos mexicanos perdieron casas, coches y otras propiedades. Cambios a la ley del Seguro Social en perjuicio de los trabajadores. Este mandatario creó el famoso Fobaproa, rescate financiero de los bancos que carecían de liquidez para seguir operando.

Vicente Fox: en su administración el dólar llegó a $10.99. La represión en San Mateo Atenco, cuyos pobladores rechazaban el proyecto del nuevo aeropuerto de la ciudad de México, fue uno de sus hechos distintivos. La inflación se mantuvo más o menos estable y baja.

Felipe Calderón: en su administración el dólar llegó a $12.92. Cambios a la ley del Issste en perjuicio de los trabajadores. En el primer mes de su gobierno se inició la guerra contra el narcotráfico, que aún continúa, y ha causado muertes, desapariciones, abusos de las autoridades, en contra del pueblo.

Enrique Peña Nieto: en su administración el dólar llegó a casi $20.00. Desde el inicio de su gobierno se firmó el Pacto por México, por los tres principales partidos políticos del país, que dieron paso libre y mano ancha para las llamadas reformas estructurales, que sólo han causado inflación, devaluación, pérdida de poder adquisitivo, cierre de negocios, desempleo, aunque el gobierno federal anuncie la creación de más de tres millones de plazas de trabajo.

Este breve recuento es de la mayoría de gobiernos priístas, sólo 12 años de gobiernos panistas. Sin embargo, nos quieren espantar con el petate del muerto del populismo.

Estos gobiernos ¿qué han hecho a favor del pueblo? n