Los factores de la violencia urbana. El caso de Acapulco, Guerrero

Escrito por  Raúl Sendic García Estrada / III Sep 15, 2017

El trabajo tiene alcance descriptivo, porque indaga los factores de riesgo, de violencia, con el fin de ubicar su nivel de propensión a generar violencia sin un propósito explicativo, lo cual compromete a un estudio de mayor profundidad, en este trabajo que presentara el doctor Gabino Solano Ramírez, se ensaya una modalidad de combinar los factores de riesgo, de violencia, que ofrece la literatura aplicada al caso Acapulco.

Los factores de riesgo que se indagan en este diagnóstico se dividen en individuales, familiares, escolares, sociales, comunitarios, de inseguridad y actividades delictivas, reconociendo que en esta clasificación no se considera de manera suficiente los factores económicos, como tampoco los culturales y de salud.

Los factores de riesgo individuales deben tomarse en cuenta el embarazo adolescente, el consumo de drogas ilegales, en los factores familiares se toman en cuenta los ambientes y el entorno familiar, las manifestaciones de violencia física y emocional de padres e hijos, los escolares que refieren a un ambiente escolar problemático a la deserción escolar y a la violencia dentro de la convivencia escolar.

Entre los factores económicos está el ambiente laboral, la percepción de ambiente y condiciones laborales.

Los factores sociales comunitarios son el capital social, la organización y participación de la comunidad, tomándose en cuenta los espacios comunitarios y los servicios públicos, los conflictos comunitarios y vecinales, el entorno de ilegalidad y corrupción, los aspectos como son los espacios públicos de convivencia insuficientes, deteriorados e inseguros; la marginación.

En el apartado de la inseguridad y las actividades delictivas es preponderante la percepción y el sentimiento de inseguridad, la incidencia delictiva, la percepción de delincuencia, la violencia no delictiva y las pandillas, los temores y riesgos asociados al delito.

Los factores individuales de riesgos de violencia, son la suma de características personales que se adquieren a través del contexto en que se desenvuelve el individuo y que pueden apreciarse desde la niñez hasta la adolescencia, como el género, la edad, las predicciones fisiológicas y biológicas, considerándose en este trabajo, el embarazo adolescente y el consumo de drogas ilegales.

El embarazo adolescente, en el municipio de Acapulco, es un problema, en 2013 y 2014, registra tasas de natalidad en mujeres adolescentes menores de  15 años y de 15 a 19 años, muy inferiores a los promedios estatales, nacionales y regionales. El mayor problema de embarazos adolescentes se presenta en Guerrero, con las tasas más altas con respecto al país, no obstante en 2004 tiene una tendencia descendente en los dos indicadores observados.

El consumo de drogas ilegales, alcohol y otras drogas, se considera un problema de salud pública y uno de los principales factores de riesgo asociados a la violencia y a las conductas delictivas.

El consumo de alcohol en México, afecta a la mitad de los jóvenes de 12 a 29 años (49.14 por ciento) y en Acapulco y en los polígonos seleccionados, este comportamiento es mayor a los promedios estatal y nacional (54.6 y 51.3 por ciento, respectivamente). En los polígonos estudiados en Acapulco, es alto el consumo de mariguana con un 9.7 por ciento,  y la cocaína y sus derivados en un 10.2 por ciento.

El consumo de alcohol por grupo etáreo en Acapulco y en los polígonos seleccionados es moderado, la mayoría lo hace una vez al mes o menos. El consumo más frecuente de alcohol de 2 a 4 veces a la semana, se reporta en Petaquillas con 2.1 por ciento de la población de 30 a 59 años, mientras que en el Municipio este nivel de consumo se registra en jóvenes de 18 a 29 años con 3.9 por ciento.

Los factores familiares son los que actúan al nivel del hogar, son relevantes para un análisis integral de la violencia doméstica y social, sobre todo, cuando la dinámica y las normas familiares son más autoritarias que igualitarias, las variables aquí consideradas son: violencia en el entorno familiar,  manifestación de violencia física y emocional de padres a hijos, convivencia de actores y negligencia familiar, modalidades de resolución de conflictos familiares.

La violencia emocional expresada a través de gritos o insultos, cuando discuten, afectan a una cuarta parte de los jóvenes; la violencia física, golpes o empujones tiene una incidencia de 7 por ciento. En los polígonos seleccionados la violencia, a través de gritos e insultos, afectan a 36.9 por ciento de los jóvenes, promedio superior al registro municipal; la participación de los jóvenes en las decisiones familiares no parece ser determinante al no superar 17.8 por ciento. En Guerrero, tiene un comportamiento similar al nacional, en las manifestaciones de violencia física y emocional de padres a hijos con 30 por ciento de jóvenes que han sido testigos de violencia emocional y casi 10 por ciento de violencia física, con un dato que lo más frecuente son los gritos, es indicador en Acapulco, es ligeramente más bajo que el promedio nacional con un 5.4 por ciento. n