La nación de la lluvia

Escrito por  Sergio Ferrer Abr 16, 2018

La región mixteca abarca una amplia extensión territorial del estado de Oaxaca y partes de Puebla y de Guerrero; algunos cálculos le asignan una superficie de alrededor de 40 mil kilómetros cuadrados. Según estudios antropológicos, el florecimiento de los mixtecos ocurrió en el Posclásico, en la época precolombina, que denotó un refinamiento artístico y cultural. El idioma mixteco pertenece a la  familia lingüística oto-mangue, y según el Inali, cuenta con 81 variantes.

En la región Montaña podemos ubicar que los municipios que tienen comunidades na savi son Alcozauca, Xalpatláhuac, Atlamajalcingo del Monte, Copanatoyac, Metlatónoc, Cochoapa el Grande, Tlapa y otros que han tenido flujo migratorio, como Alpoyeca y Tlalixtaquilla. También hay comunidades mixtecas en la Costa Chica y grupos que han migrado a otras partes del estado.

Asimismo, hay población mixteca que ha migrado a estados como Baja California, Sonora y Sinaloa. En tanto que hay grupos que ya se han asentado en aquellos estados, hay familias enteras que viajan cada año a los campos agrícolas desde lugares como La Montaña de Guerrero. También Estados Unidos ha recibido un considerable número de mixtecos, e incluso hay generaciones nacidas en territorio estadunidense.

Describiendo de manera general cuestiones que tengan que ver con el territorio na savi, puedo decir que recientemente varias comunidades que se dedican al cultivo de amapola sufrieron represión de efectivos castrenses encomendados a destruir los plantíos sin que el gobierno ofrezca una alternativa real de empleo y desarrollo del campo. Les están quitando a decenas de campesinas y campesinos el acceso a un modo de vida que les permite sobrellevar los gastos de una vida cada vez más cara. Es algo notorio en la región que mucha gente de la nación de la lluvia comparte con pueblos me’phaa y nahuas la falta de acceso a la salud y a la educación, por mencionar dos ejemplos importantes.

Por otro lado, también hay comunidades que han estado dentro del sistema de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias Policía Comunitaria (Crac-PC) desde su origen y que varias de ellas continúan ejerciendo este modo de resguardo comunitario.

En cuanto a la defensa del territorio, si bien han sido los pueblos me’phaa los que han emprendido el mayor esfuerzo contra el ingreso de compañías mineras, el acecho existe también en territorios habitados por los pueblos mixtecos.

Así como las mujeres amuzgas, las mujeres mixtecas y en algunos casos también hombres, tienen entre sus manos el arte del telar de cintura, la historia de resistencia plasmada en los animales y líneas que crean prendas únicas a manera de huipil, principalmente. En una cuestión complicada de abordar habré de decir que hay personas que han tergiversado algunos usos y costumbres para dar paso a una versión mercantilista de la vida; es el caso de los padres que venden a sus hijas por determinada cantidad, que las obligan a casarse por un monto específico. Es importante resaltar que no estoy generalizando, ni olvidando todos los problemas existentes también en poblaciones mestizas  rurales o urbanas, como el alcoholismo y el machismo, por nombrar dos.

Hay una espiritualidad que resulta importante para los na savi, en la celebración de Todos Santos, en los rituales durante los ciclos agrícolas, en las festividades religiosas. Otro tema cultural de relevancia es la creciente variedad de grupos musicales que cantan en tu’un savi, sean chilenas o rap.

El Comité Estatal de Desarrollo Lingüístico está convocando para los próximos 19 y 20 de abril, en Cochoapa el Grande, al Primer Foro Académico Estatal de Análisis y Reflexión Acerca de la Filosofía de la Nación Ñuuu Savi. En mesas de discusión y reflexión buscan rencontrarse como na savi y reconstruirse como sujetos de derecho con historia e identidad propia. Uno de los objetivos del foro será lograr la sistematización para insumos que sirvan al VII Congreso Estatal de la Lengua Tu’un Savi. Un importante ejercicio para fortalecer la enseñanza básica desde un modo único de resistencia .“Na nandikó yó nuú tio’o yó, ta kixa’a yó kua’un yó” (Volvamos a nuestras raíces para poder florecer), dicen las personas convocantes.

Entre los temas que se verán en el foro estará la participación de los na savi a lo largo de la historia regional y nacional, las historias de los pueblos, la relevancia de 8 Venado Garra de Jaguar, así como los mitos de origen. También en cuanto al territorio se disertará sobre vestimenta, alimentación, límites territoriales, recursos naturales, defensa del territorio, identidad a partir del territorio. Otro espacio se le dará a la organización social: las leyes ñuu savi, impartición de justicia, estructura de gobierno, consejos, gestión y autogestión. En cuanto a educación, son varios los tópicos, desde el modelo educativo propio, los saberes, conocimientos, categorías y epistemología, hasta la percepción de los pueblos originarios acerca de la educación intercultural bilingüe.

El tema de la lengua se retomará bajo las preguntas de cómo se revitaliza y se le devuelve su lugar, su modernidad, su folclorización, paternalismo y victimización en el camino a una reconstrucción identitaria. Habrá espacio para arte, pensamiento y filosofía, los roles de género en la nación ñuu savi. Además de las mesas de trabajo, habrá ponencias, en lo que representa un esfuerzo relevante por no dejar morir los procesos firmes y necesarios de una de las naciones que habitan el territorio mexicano.

En un párrafo. Desde este espacio envío un saludo respetuoso al antropólogo Abel Barrera Hernández, quien en vísperas de su cumpleaños enfrentó el reto de la vida y luego de un problema cardiaco pudo ser atendido, y tras algunos días de atención médica salió avante para, luego de un reposo, continuar luchando por los derechos humanos de los pueblos na savi, naua, nancuee, me’phaa y mestizos. n