La conexión rusa

Escrito por  Javier Soriano Guerrero Ene 21, 2018

Dicen que el miedo no anda en burro, pues eso se está confirmando cada vez más que algunos políticos hacen declaraciones sin pensar bien lo que dicen, y cuando se dan cuenta los resultados se les revierten. Como se dice vulgarmente: escupen para arriba.

Esta semana fue graciosa en el ámbito político, ya que a algún politiquillo de tercera se le ocurrió decir que Andrés Manuel López Obrador tiene conexiones con el gobierno ruso, y que Vladimir Putin lo está apoyando en su campaña para que gane la elección presidencial y, así, el gobierno ruso tenga injerencia en la presidencia de AMLO.A

Como los internautas y las personas asiduas a las redes sociales habrán disfrutado los memes que el ingenio del mexicano ha elaborado para burlarse de la ocurrencia de ese tipo, que creyó que su idea iba a perjudicar a López Obrador, sucedió lo contrario, lo hizo más popular y el personaje del que más se habla en México.

Pero veamos, suponiendo, sin conceder, que dicha ocurrencia fuese verdad, y que AMLO efectivamente fuera agente ruso (favor de no reír), ¿cómo sería un gobierno mexicano con injerencia rusa? Para empezar, sería AMLOvsky, o como el mismo López Obrador se llamó Andrésmanuelovsky Lopezvky Obradorov. Ya con el cargo de presidente de la República pondría en acción su programa de gobierno Pejestroika, el cual consistirá, de inicio, en contratar asesores rusos en todos los ámbitos de gobierno.

Una de las primeras acciones del gobierno sería levantar un muro en la frontera norte y otro en la del sur, así como el muro de Berlín, ya que se debe prevenir la infiltración de agentes norteamericanos al territorio.

Se buscará firmar con todos los partidos existentes un Pacto por México y Rusia, para entregarle las riquezas naturales y minerales del país al de Putin; obviamente, esto se haría derogando todas las reformas hechas anteriormente por los gobiernos patriotas y nacionalistas de México, que han defendido hasta con los dientes, como un perro, nuestra soberanía.

Los partidos políticos que no apoyen estas medidas serían declarados fuera de la ley, por no responder a los intereses de la Nación.

Se cambiaría el Himno Nacional. Se llamará en adelante Himno Binacional. Tendrá música mexicana y del kasachok. El Escudo Nacional tendrá algunas modificaciones, en vez de la serpiente, el águila sujetará con su garra izquierda la hoz y el martillo.

Será obligatorio el uso del gorro ruso shapka-ushanka, principalmente en la época de frío, porque cuenta con orejeras para mayor protección humana.

Algunos puertos mexicanos adaptarán sus nombres a las nuevas condiciones del país, esto debido a que por esos sitios ingresará el oro ruso que sacará de la pobreza a los mexicanos. Por ejemplo, Acapulcostov. Veracruzburgo, Manzanillogrado, Puerto Vallartapov, etcétera.

Las escuelas oficiales dejarán de impartir clases de inglés y enseñarán el idioma ruso. Los libros de texto gratuitos se editarán en los dos idiomas oficiales que existirán en el país: español y ruso.

La historia de México será adaptada a las reglas existentes. Los cargos en el gobierno serán repartidos entre mexicanos y rusos. Se escogerán los mejores hombres para sacar adelante al país. Igual que en la actualidad.

La música mexicana también se adaptará a las condiciones que existan. La China Poblana ahora será La Rusa Poblana. México, lindo y querido, será Moscú, lindo y querido. Conocí a una linda morenita, se llamará Conocí a una linda moscovita. Y así por el estilo.

El Ejército, la Armada de México y la Policía Federal tendrán equipo ruso para cumplir mejor con sus labores de seguridad, ya que se ha visto que el equipo que actualmente tienen, gringo, la mayoría, no sirve para su cometido.

Los vocablos parna, cuate, brody y otros por el estilo se remplazarán por el de camarada.

Las empresas automotrices norteamericanas que se quieran regresar a su país, se les darán las facilidades para que se vayan. En su lugar, llegarán armadoras rusas, chinas y asiáticas.

Exportaremos tequila y mezcal a Rusia, que son buenos para combatir el frío, y les compraremos vodka, que es bueno para alegrar la vida. Dicen.

El mole poblano será mole siberiano. Se comerá pura ensalada rusa. Además bienvenidas todas las mujeres rusas, ucranianas y de aquellos lares.

Todos los mexicanos tendremos nuestra dacha, no nada más los funcionarios corruptos.

Pues bien, todo esto es parte del imaginario de los que acusan a AMLO de tener la conexión rusa para que le ayude a ganar las elecciones de julio de este año.

Lo que no calcularon los que le inventan cada cosa al líder de Morena es que así lo hacen más popular, la gente identifica más a este personaje, aunque muchos no lo traguen, que a sus adversarios de otros partidos. Piensan que con esta táctica van a ganar simpatizantes para su causa.

Entre más lo intentan difamar más popular lo hacen, ya nadie les cree sus rumores, creen que la gente aún es ignorante.

Por lo pronto, hay que estar preparados, porque conforme se acerque la fecha de las elecciones, los ataques cada día van a estar peores.

Previniendo cualquier cosa, me despido con un alegre saludosky. n