Monreal, el ganador

Escrito por  Ginés Sánchez Dic 19, 2017

Ricardo Monreal, político taimado mexicano, sin duda alguna dentro del top 5 en ese rubro, que no es, ni de lejos, poco decir, anunció su retiro de la jefatura de la emblemática delegación Cuauhtémoc de la Ciudad de México, de la que fue titular durante los últimos dos años.

Asegura que lo hace para dedicar su tiempo a reabrir su despacho jurídico, leer, escribir, disfrutar a la familia, y también a la docencia. Esto sin duda es verdad; la cuestión de fondo es por cuánto tiempo, y la respuesta es simple: sólo mientras se lleva a cabo todo el proceso electoral en 2018, que ya desplegó del todo.

Después de eso, y para asegurarse caer parado al regresar a la primera línea de la arena política, como los habilísimos felinos, en el siguiente sexenio, pues ante la segura, y acostumbrada ya, caída de Andrés Manuel López Obrador en las preferencias electorales, dados sus dislates y disparates, y la inmensa operación del sistema que ya opera, sin pudor alguno, en su contra, y ante el momento de indefinición que él mismo protagonizó, dado su berrinche al no obtener la candidatura de Morena, que sin duda lo habría hecho jefe de Gobierno de la Ciudad de México, y en el ínter, su abierto coqueteo por regresar a Movimiento Ciudadano, uno de los cinco partidos en los que ha militado, y así sumarse al llamado Frente, integrado por el citado partido naranja, el PAN y el PRD, después del llamado público de López Obrador por regresar a Morena, ahora simplemente anuncia su deseo de que la causa lopezobradorista triunfe.

Pero él no está dispuesto a correr el riesgo de perder, por lo cual se compromete de más con X o Y opciones. Monreal mantiene firmes sus amarres con los cinco partidos en los que ha militado; prueba de ello es su reciente reunión, en una comida, con el priísta Manlio Fabio Beltrones. Y casualmente los cinco institutos políticos son parte de la fórmula que ha de resultar ganadora de la Presidencia de la República.

Así que es muy sencillo: en cualquiera de las tres alianzas que triunfe en 2018 tendría cabida el señor Ricardo Monreal, con el Frente, por medio de su incondicional amigo, colmilludo como él, Dante Delgado, líder único y dueño de la franquicia electoral MC, o con sus nexos con lo que queda del PRD, partido en el que militó y el que lo llevo a la gubernatura de su natal Zacatecas.

Si ganara el PRI, simplemente sus orígenes están ahí, y ese partido recurriría al viejo lema de “rebasar por la izquierda” llamándolo a ocupar un puesto en el gabinete, como hizo Enrique Peña Nieto con Rosario Robles.

Ahora que, si gana Morena, el llamado ya se le hizo y fue de modo abierto y público por el mismo Andrés Manuel.

Así, pues, el retiro de este experimentado político, a leer en su jardín de Epicuro zacatecano, será sólo por unos meses, para no tener que pasar por los azares de una elección tan incierta como la que se avecina en 2018. De modo que, seguramente el único político mexicano, por increíble que parezca, que ya ganó en las elecciones del año que entra, pase lo que pase, se llama Ricardo Monreal. n