Uno de los 28 cuerpos hallados en fosa de Iguala es su hijo, acepta Félix Real - La Jornada Guerrero
Usted está aquí: miércoles 28 de enero de 2015 Sociedad Uno de los 28 cuerpos hallados en fosa de Iguala es su hijo, acepta Félix Real

Peritos argentinos identificaron al joven por medio de muestras de ADN

Uno de los 28 cuerpos hallados en fosa de Iguala es su hijo, acepta Félix Real

“Duele mucho, pero duele más no saber donde está nuestra familia”, dijo el padre de Julio César

RAYMUNDO RUIZ AVILÉS ( Corresponsal)

Iguala, 27 de enero. “Uno de los 28 cuerpos localizados en la primera fosa clandestina encontrada en el paraje de Pueblo Viejo, municipio de Iguala, es de mi hijo”, relató con voz resquebrajada y llanto en los ojos Félix Real Alcántara, padre de Julio César Real Molina, de 36 años de edad, este último sacado de su hogar en la colonia San José desde hace más de cinco meses, y que actualmente peritos argentinos de antropología de Ciencia Forense Ciudadana, a través de la PGR, lo identificaron luego de comparar la muestra de ADN que aportó el familiar vivo con los restos, por lo que se convierte en el primer cadáver reconocido que se informa de manera institucional al Comité de Víctimas de Desaparición Forzada.

El reconocimiento del joven César Real se une a otros cuatro cuerpos que fueron identificados por peritos argentinos y la PGR, que corresponden al municipio de Teloloapan, por lo que ya se comunicó a los familiares de las personas desaparecidas.

Tomando el micrófono con fuerza, para enfrentarse a las miradas de varios de los integrantes del comité que tienen un familiar desaparecido, Félix Real informó públicamente que la PGR hace 20 días le llamó, junto con otras personas, para darles la noticia de la identificación de los cuerpos de sus familiares.

Con su gorra color perla, que cubre las canas de su cabeza, así como una playera blanca y bajo el brazo un folder lleno de documentos, Real Molina, de 62 años de edad, hizo una primera pausa antes de hacer pública la información y mencionar que es de Iguala y después soltó con un tono de voz entrecortado: “así como cada uno de ustedes tiene un dolor, a mí no me satisface decirles que entre las primeras cinco personas encontradas una de ellas es mi hijo”.

En el salón de la parroquia de San Gerardo, las palabras de Félix se convirtieron en una lápida que llamó al silencio, el cual él mismo rompió después de una pausa casi interminable, al retomar la fuerza de la voz y limpiarse las lágrimas pesadas en su rostro para agregar: “sin embargo, les digo, que no pierdan la fe, porque es más doloroso no saber de él que saber de él en la situación que se encuentra. Duele mucho, pero duele más no saber donde está nuestra familia”.

Llamó al comité a no claudicar ni dejar de luchar por buscar a “nuestra familia”; para encontrarlos de la forma que sea, para decirle lo mucho que se le quiere y, si es posible, darle cristiana sepultura; de veras que se siente una incertidumbre no saber dónde está o pensar que está y que está sufriendo más de la cuenta, y la impotencia de no hacer nada por ellos aunque estén vivos; es bien difícil”.

De acuerdo al testimonio de Molina, su hijo fue levantado en la colonia San José hace más de 5 meses, y se mantuvo en calidad de desaparecido hasta que presentó la denuncia en Servicios Periciales de la PGR en la ciudad de México y con el grupo forense, porque “antes acá fui amenazado, por eso no lo pude hacer”.

Informó que aportó la muestra de ADN en la capital del país, junto a otras 60 personas de Iguala, Teloloapan y otros lugares cercanos.

Ante reporteros se reservó el móvil del secuestro y la privación de la vida de su hijo, y “no podemos decir, no podemos dar información… porque hay temor, porque las cosas no han cambiado… no me pidieron el rescate y sabemos cual fue el motivo”.

Informó que el cuerpo de su hijo fue localizado en la primera fosa de donde se encontraron los primeros 28 cuerpos en Pueblo Viejo.

Dijo que en vida su hijo fue empleado de oficina, sin dar mayores detalles, e indicó que hasta el momento la PGR no ha dado fecha para la entrega de los restos del joven.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.