Pobreza y desastre en Guerrero - La Jornada Guerrero
Usted está aquí: domingo 27 de octubre de 2013 Opinión Pobreza y desastre en Guerrero

XAVIER CARRETO A.

Pobreza y desastre en Guerrero

Es muy difícil encontrar en los medios de información locales, nacionales e internacionales, alguna noticia positiva sobre nuestra entidad. Salvo casos excepcionales, todas ellas se refieren a la pobreza, la inseguridad, el rezago educativo que nos agobia y, recientemente, al desastre ocasionado por la afectación de dos fenómenos naturales.

Llama particularmente la atención el reportaje que da cuenta de lo acontecido en la localidad de Guadalupe Victoria, en el municipio de Xochistlahuaca, uno de los 15 municipios de la Costa Chica, habitada por indígenas amuzgos. Se trata de uno de los 400 municipios prioritarios considerados en la Cruzada Nacional Contra el Hambre (CNCH), a donde la tragedia causada por Manuel llegó antes que la propia Cruzada, hecho que agrava la situación de seis de cada 10 amuzgos, quienes sobreviven en condiciones de pobreza extrema y carencia alimentaria. La pobreza, el hambre y la catástrofe se ensañan con Francisco de Jesús Santiago y su familia. Y los apoyos de la CNCH se limitan en Guadalupe Victoria a la instalación de un comedor comunitario (Enfoque, suplemento del periódico Reforma, 20/X/13).

La radiografía de la pobreza señala con claridad que son las mujeres, los jóvenes y los niños; así como personas con discapacidad, adultos mayores, que viven principalmente en las periferias de Acapulco, Chilpancingo, Zihuatanejo, Chilapa; al igual que en pequeñas comunidades de la mayoría de los 19 municipios de La Montaña, seis de la Costa Chica; incluyendo a San Miguel Totolapan, Ajuchitlán del Progreso y Zirándaro en la Tierra Caliente; sin olvidar a José Joaquín de Herrera, en la región Centro, y a Coahuayutla en la Costa Grande, los guerrerenses más proclives a vivir en la pobreza (Informe 2012 del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social).

Otro dato preocupante de la pobreza guerrerense es que el grupo poblacional más afectado es el de las edades entre los 0 y los 18 años, que llega a 54 por ciento. Si ahora es preocupante que la mayoría de nuestros poco más de 300 mil adultos mayores vivan en pobreza, lo es más que nuestros niños y jóvenes tengan un futuro poco promisorio; y aquí el factor que podría contribuir a superar este sombrío panorama es que la educación pública estatal se mejore. Por eso es esencial que la reforma educativa en marcha se concrete en sus mejores términos y no se obstaculice.

Por otra parte, es importante mencionar que mientras en México y en Guerrero no hemos podido avanzar en superar la pobreza; en el ámbito internacional las cosas tienen una mejor perspectiva, pues en las recientes décadas el mundo ha conseguido adelantos importantes en este tema con base en la fortaleza de un sólido crecimiento del sector privado, apoyado por una mejor gestión pública económica. Hoy en día –de acuerdo con datos aportados por el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim–, la pobreza extrema está en retirada en los países del mundo en desarrollo.

En 1990, según Jim Yong Kim, 43 por ciento de los habitantes vivían con menos de 1.25 dólares al día; y estima que en 2010 esta cifra bajó a 21 por ciento. Por ello, el primer objetivo de desarrollo del milenio, es decir reducir a la mitad la pobreza extrema, se logró cinco años antes de lo previsto. Con este primer logro, la expectativa es que para 2030 se termine en nuestro planeta la pobreza extrema. Para cumplir la meta será necesario un crecimiento alto y estable, en todos los países; y se especifica concretamente que debe ser en el África, al sur del Sáhara; y en naciones localizadas en Asia meridional. Asimismo, se requiere de la aplicación de políticas públicas incluyentes, que eviten aumentar la desigualdad; así como garantizar que el crecimiento se traduzca en reducir la pobreza, sobre todo con la creación de empleos.

En esta predicción se reconoce que nuestro país no se encuentra en las regiones y zonas señaladas como las de mayor atraso: México es la décimo cuarta economía mundial, pero el que no estemos entre los más rezagados no nos asegura nada para superar la pobreza en el comienzo de la cuarta década de este siglo. También se advierte, en esta perspectiva, que deben evitarse probables crisis, entre ellas las causadas por desastres climáticos, como actualmente nos sucede en Guerrero.

Si empezamos a actuar desde ahora, tendremos la posibilidad de tener un mejor país y una mejor entidad, cuya característica es que nuestros descendientes accedan a mejores oportunidades y no padezcan las inequidades y la pobreza de ahora. n

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.