Fallece a los 60 años, el vocalista de Los Ángeles Negros - La Jornada Guerrero
Usted está aquí: lunes 11 de febrero de 2013 Sociedad Fallece a los 60 años, el vocalista de Los Ángeles Negros

Despiden familiares, amigos y seguidores a Eddy Martínez, en un cortejo fúnebre que impregnó a Taxco de nostalgia y consternación

Fallece a los 60 años, el vocalista de Los Ángeles Negros

RAYMUNDO RUIZ AVILÉS (Corresponsal)

Taxco, 10 de febrero. El vocalista del grupo de la música romántica de la década de 1970, Los Ángeles Negros, Edilberto Eddy Martínez Dorantes, quien es originario de Taxco, murió a los 60 años de un infarto al corazón la tarde del viernes y hoy fue sepultado envuelto de la emoción y la consternación de los habitantes que recordaron su vida a lo largo de 15 años en la agrupación.

El vocalista fue uno de los pilares de la música romántica en los años 80, aunque esta tarde fue sepultado en el panteón municipal sin la presencia de los músicos de la agrupación, no así de los intérpretes locales, que con canciones recordaron la vida de singular personaje de Taxco.

Familiares, amigos y seguidores del Ángel Negro, como se le conoció, participaron en el funeral en la parroquia de Guadalupe, que estuvo repleta de vecinos y seguidores del cantante, a quien recordaron y despidieron de su barrio.

El trabajo del cantante taxqueño trascendió a nivel internacional, primero por la agrupación Los Hermanos Martínez y después en Los Ángeles Negros, que alcanzó su popularidad y peculiar voz a finales del siglo XX por ser una de las mejores voces de Taxco y Guerrero.

Eddy, como se le conoció en la ciudad, después de que se separó de la agrupación en la mitad de los 90, realizó presentaciones en solitario en bares y festejos públicos, llevando la música de los llamados padres de la música romántica.

El cortejo fúnebre partió de la capilla hasta el panteón municipal San Celso, envuelto en lágrimas, consternación y música, la cual fue parte importante de este movimiento.

Desde aquel barrio, los amigos llevaron el cuerpo en hombros, recorriendo las principales calles de la ciudad con nostalgia y consternación.

Llegando al centro de la ciudad, el turismo y los comerciantes observaron el paso del cuerpo, mientras que la música en algunos lugares del barrio de Guadalupe se escuchó para recordarlo.

Las campanas de la parroquia de Santa Prisca y el resto de las capillas repicaron en señal de despido y duelo en Taxco por la singular personalidad, mientras que las guitarras de los tríos se escucharon en lo alto.

A paso lento, la caja fúnebre recorrió la calle de Miguel Hidalgo, cuando el tránsito fue lento y con respeto la población despidió al Ángel Negro.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.