Acuerdan en la UAG elecciones de rector el 6 de marzo de 2013 - La Jornada Guerrero
Usted está aquí: sábado 10 de noviembre de 2012 Sociedad Acuerdan en la UAG elecciones de rector el 6 de marzo de 2013

Desiste Alberto Salgado Rodríguez de su propósito de prolongar su rectorado

Acuerdan en la UAG elecciones de rector el 6 de marzo de 2013

Despliegan grupos banderas de la candidatura de unidad de Javier Saldaña Almazán

MARGENA DE LA O

Chilpancingo, 9 de noviembre. La Universidad Autónoma de Guerrero (UAG) tendrá votaciones para elegir el nuevo rector el 6 de marzo de 2013. El Consejo Universitario lo aprobó esta tarde en una sesión con discurso de unidad, pero con características de guerra.

En la mañana, Alberto Salgado Rodríguez, el rector interino de la UAG, y Javier Saldaña Almazán, el virtual candidato de unidad en la sucesión rectoril, en conferencia de prensa informaron que llegaron a acuerdos: habría convocatoria inmediata para elegir rector.

Por la tarde, en la sesión del Consejo Universitario, todavía de cada lado intentaron ponderarse uno encima del otro.

Con eso quedaba claro que el rector desechaba su idea de pedir al Consejo Universitario que le permitieran terminar el periodo que extinto Ascencio Villegas Arrizón. En el principio de los vencedores y vencidos, lo habían vencido.

"Al rector no lo doblega nadie", contestó a un bombardeo de preguntas de los reporteros. Negó que el gobernador Ángel Aguirre Rivero tuviera que ver en su decisión.

Pero anoche –según confirmó gente de ambos grupos–, Salgado y Saldaña se reunieron con el secretario de Gobierno, Humberto Salgado Gómez, en su oficina de Palacio de Gobierno, quien les exigió (con el poder del Ejecutivo) que se alinearan, y que por el bien de todos tenían que llegar a acuerdos.

Ambos tuvieron que comprometerse a algo. El rector cedió a no prolongar el rectorado al 6 de abril de 2014, y emitir la convocatoria a cambio de espacios en la próxima administración, y su virtual sucesor, lo aceptó.

La reunión fue breve, si acaso de una hora y media. A las 23:30 horas de ayer (jueves), de la Coordinación de Prensa ya estaban convocando a la conferencia de prensa de ambos.

Estira y afloja

La sesión del Consejo Universitario inició a las 13:53, prácticamente tres horas después de la hora que convocaron. Los integrantes de la Comisión Electoral dijeron tener la culpa de eso, porque cambiaron dos fechas de la agenda de la convocatoria.

Lo cierto es que en un lugar del segundo nivel del Rectoría estaban reunidos Salgado y Saldaña, afinando detalles de su pacto, y aunque entraron juntos al recinto de la sesión (auditorio de Rectoría), no avanzaron.

El rector interino tomó su lugar en la mesa de presidente del consejo, y presentó al nuevo secretario general de la UAG, Uriel Reyes Hernández, a quien unos cuántos lo abuchearon y rechiflaron. Eso no le pareció a Salgado, quien con un tono elevado de voz, leyó el articuló 40 del reglamento del Consejo Universitario que reprueba esa acciones, y amenazó con desalojar a aquél o aquéllos que repitieran una falta respeto como esa.

"Ahora sí, señor secretario, lea el orden del día", ordenó Salgado a Reyes en el silencio de lo demás.

En la sesión únicamente se previeron tres puntos: aprobación del orden del días, dictamen de la Comisión Electoral (calendario de fechas para la elección), y asuntos generales. El primer punto empantanó la sesión por más de una hora.

El académico Arturo Miranda Ramírez, líder de ACNR, pidió que en asuntos generales se consideraran cinco nuevos puntos, entre ellos la restitución de Rocío Salas Vázquez como coordinadora del Consejo Universitario, y la rectificación o ratificación del secretario general de la UAG, o sea de Uriel Reyes.

La petición terminó por enojar al rector interino, que manteniendo el tono alto de la voz atajó que la ley no se votaba. María del Rocío García Sánchez, integrante de la Comisión Electoral, le inquirió con que la ley era clara, y el artículo 32 numeral 7 decía que los nombramientos que realizara el rector deberían ser respaldados por los consejeros.

Con al menos dos rayitas más de tono, le refutó que en el artículo 191 numeral 1 también decía que los consejeros intervendrían siempre y cuando el rector –"con todas la facultades para nombrar a sus colaboradores"– no se apegara a los requisitos para nombrar a los funcionarios, "y sí lo hice, pueden revisarlo".

Saldaña Almazán, quien sin ser consejero ocupaba un asiento al frente de la mesa principal al lado del ex rector Arturo Contreras, pidió la palabra y sugirió que sin entrar en confrontación se votara el orden del día, pero la discusión siguió.

-Ya (Javier) Saldaña dio línea y éstos no le entendieron -dijo un hombre alto, moreno y acento de voz costeña, que estaba cerca de la mesa que presidía el consejo.

Los comentarios que se escuchaban de gente del rector interino, es que Miranda adelantó la estrategia de la gente de Saldaña para destituir a Reyes.

Salgado, desde la mesa, aún en el intento de los consejeros de que se agregaran los puntos al orden del día, reviró que si el intento era modificar los acuerdos que se alcanzaron y alterar el motivo de la sesión de hoy ("votar la convocatoria de la elección"), no le convenía a nadie.

En la historia del Consejo Universitario, afirmó, nunca se ha llamado a ratificar o rectificar al secretario general, es más, recordó, cuando el extinto Ascencio Villegas lo nombró secretario general a él, los consejeros nunca lo solicitaron, "y por qué ahora", preguntó.

En seguida gritos, discusiones, más gritos y rechiflas. Y Salgado cumplió lo que advirtió: ordenó que desalojaran el auditorio todos los que no fueran consejeros (a excepción de la prensa), incluido Saldaña y sus seguidores. Quienes se salieron triplicaban el número de los 150 consejeros asistentes.

Salgado, sorpresivamente, pidió que se votara la propuesta original, porque eso era lo que convenía al candidato de la unidad.

Miranda, en un ambiente más tranquilo, retiró su propuesta para el orden del día, y finalmente se votó la propuesta original, la de los tres puntos. Fue aprobada por mayoría: 144 a favor, uno en contra, y cinco abstenciones.

En los 40 minutos después de las 3 de la tarde, cuatro de ocho integrantes de la Comisión Electoral leyeron el dictamen que proponía el calendario de fechas de la elección: 3 de diciembre registro de candidatos, tres días después la publicación de quién o quiénes se anotaron; del 7 de enero al 15 de febrero la campaña; 6 de marzo la elección; 8 de marzo calificación de la elección, y 6 de abril la toma de protesta del nuevo rector. También se sometió a votación y se aprobó por unanimidad, antes llamaron a una nueva sesión para el próximo 23.

Salgado salió a prisa del recinto de la sesión, atravesó la explanada, donde a Saldaña le festejaban el triunfo anunciado con la "candidatura de unidad".

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.