“Hasta del más humilde hogar puede surgir un artista”: Eduardo Díaz - La Jornada Guerrero
Usted está aquí: domingo 29 de julio de 2012 Sociedad “Hasta del más humilde hogar puede surgir un artista”: Eduardo Díaz

El pintor taxqueño, de 29 años, imparte clases de pintura a jóvenes y niños de Tecpan, como una forma de promover la cultura

“Hasta del más humilde hogar puede surgir un artista”: Eduardo Díaz

RODOLFO VALADEZ LUVIANO (Corresponsal)

Tecpan, 28 julio. Cuando salió de su natal Taxco, el pintor Eduardo Díaz Salgado lo hizo convencido de que la cultura no sólo debe promoverse en los sitios que, como en la ciudad platera, representan una actividad que genera ingresos económicos para la población. Su idea es que ésta se puede promover en cualquier pueblo, sólo basta con despertar el interés de la población y saber explotar el talento de cada persona.

El joven de 29 años pinta desde que tenía 8. Sus obras, cuando inició sus estudios en la Casa de la Cultura José Guadalupe Posada de Taxco, se resumían en dibujos a lápiz o pincelín, o pinturas a acuarela, en las cuales se aprecia la calidad del artista, por lo que ha sido reconocido desde su llegada a esta ciudad, de donde es originaria su esposa.

Su padre, Román Díaz Velázquez, consagrado artista taxqueño que este año cumple 50 de dedicarse a la pintura, es autor de obras reconocidas como las 14 estaciones de la iglesia de San Martín de Porres o la virgen de La Azul en la iglesia del mismo nombre en Taxco. Su madre, Linda Salgado Landeros, ha dedicado 51 años de su vida también a la pintura. Los dos, asegura el artista en entrevista para La Jornada Guerrero, son sus mejores maestros.

A pesar de venir de una ciudad donde la cultura y el arte son aspectos comunes entre la gente, Eduardo Díaz manifiesta sentirse atraído por las tradiciones y costumbres de Tecpan. Asegura que esta ciudad es la mejor muestra de que la cultura se puede promover en cualquier parte aprovechando y explotando el talento de la gente, “quizá por eso –dice– es que me animé a desarrollar mi trabajo artístico en este lugar”.

En su pequeño taller, ubicado en el barrio de El Fortín en esta cabecera municipal y donde además vive con su familia, imparte clases de pintura a jóvenes y niños, de entre los cuales hay varios que comienzan a dar muestras de poseer un talento para las expresiones artísticas.

Actualmente, el artista incursiona en el óleo. Las pocas obras que ha hecho han llamado la atención de la gente de la ciudad que incluso, según cuenta, ha comenzado a pedirle trabajos especiales, como el bodegón que pinta actualmente y que hace con calma, “porque aprovecho los momentos en que me invade la inspiración”, dice.

Sin embargo, manifiesta que para él la cultura, si bien puede ser una fuente de ingresos económicos, lo principal debe ser el gusto por realizarla en cualquiera de sus expresiones, por eso es que, después de más de 20 años de dedicarse a pintar, expresa que continuará promoviendo las expresiones culturales en esta ciudad convencido de que en el más humilde hogar de Tecpan puede surgir un artista de gran calidad.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.