Dice López Rosas que no hubo represión y que llevaban un AK-47 y granadas - La Jornada Guerrero
Usted está aquí: martes 13 de diciembre de 2011 Política Dice López Rosas que no hubo represión y que llevaban un AK-47 y granadas

El comunicado del gobierno estatal, sin aludir a las víctimas

Dice López Rosas que no hubo represión y que llevaban un AK-47 y granadas

CITLAL GILES Y REDACCIÓN

Chilpancingo, 12 de diciembre. El procurador de Justicia, Alberto López Rosas, rechazó que se haya reprimido a los estudiantes, incluso, aseguró que a uno de los detenidos se le decomisó un fusil AK-47 (conocido como cuerno de chivo) así como un cargador y ocho granadas. De igual forma, informó que hasta las 7 de la noche, se tenía un saldo de dos muertos, dos heridos y 24 detenidos, dos de estos últimos son estudiantes.

Dijo que las armas se encontraron en poder de Gerardo Santiago Peña, de Acapulco.

En una conferencia de prensa en la que estuvieron además el secretario de Seguridad Pública, Ramón Almonte, y el vocero del operativo federal Guerrero Seguro, Arturo Martínez Núñez, aclaró que el desalojo de manifestantes que tenían bloqueada la autopista del Sol “no fue un hecho de represión”, pues aseguró que no fue contra los estudiantes, y que no se ha demostrado que algún elemento policiaco haya accionado sus armas, e incluso aseguró que los agentes estatales acudieron al lugar desarmados.

Hasta las 7 de la noche, el reporte oficial era de dos personas muertas, dos personas heridas y 24 detenidos, de los cuales sólo dos de ellos son estudiantes de Ayotzinapa.

López Rosas informó que a una de los detenidos se le incautó un fusil AK-47, y un cargador abastecido. Además dijo que ocho granadas que aparecieron en la zona habrían sido portadas por los inconformes.

Sin postura clara

Después del asesinato a balazos de dos normalistas a manos de policías federales, el Ejecutivo del estado emitió ayer un comunicado en el que reitera que como “gobierno democrático” su vocación “no es la represión, sino el respeto de los derechos de todos”.

En el documento, donde sin embargo no se alude al hecho ni se fija una postura en torno a las víctimas, el gobierno estatal remarca que en esta administración “nunca se ha impedido la manifestación pública de las ideas... mucho menos se han limitado las expresiones públicas de protesta”.

Inclusive, se precisa que con la base de la escuela normal rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, ha habido voluntad de diálogo para atender sus problemas y el gobernador Ángel Aguirre Rivero visitó el plantel ubicado en Tixtla y recibió a los estudiantes en Casa Guerrero y el Palacio Federal.

En el texto de una cuartilla no hay ni una sola mención a los dos normalistas asesinados por la policía.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.