Revelan secretos de la hermandad del señor del Santo Entierro - La Jornada Guerrero
Usted está aquí: lunes 31 de octubre de 2011 Sociedad Revelan secretos de la hermandad del señor del Santo Entierro

La congregación fue fundada en Taxco en 1602 por
mineros españoles, dice investigadora del INAH
en el Congreso Internacional de Etnohistoria

Revelan secretos de la hermandad del señor del Santo Entierro

RAYMUNDO RUIZ AVILÉS

Taxco, 30 de octubre. “La hermandad del señor del Santo Entierro fundada en 1602, en el ahora ex convento de San Bernardino de Siena, es una de las más antiguas del país, debido a que fue creada por españoles mineros pobres establecidos en el real de Minas de Taxco”, reveló la investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Annette Mackinley Yañez, durante el segundo Congreso Internacional de Etnohistoria Americana. Problemas del Pasado Americano, quien aseguró que el trabajo se realizó con documentos inéditos del archivo parroquial de la iglesia de Santa Prisca y San Sebastián, que “son de importancia, patrimonio cultural de México”.

En su ponencia La Génesis de la Cofradía del señor del Santo Entierro, fundada en 1602 en el convento de San Bernardino del Nuevo real de Minas de Taxco, que dictó en Taxco y que por primera vez se da a conocer el contenido de parte del archivo después de varios siglos, dijo que la agrupación fue instituida y que existe como hermandad hasta la fecha, como una forma de implantación de una de las instituciones económicas y sociales impuesta por los conquistadores, que fue la religión católica.

Mackinley Yañez explicó que el estudio se basó en la investigación de documentos inéditos del archivo parroquial de Santa Prisca y San Sebastián, bajo la supervisión del sacerdote Primo Maldonado Martínez. Reconoció que los documentos “son de gran importancia y patrimonio cultural, no solo para las tradiciones de Taxco, sino para las tradiciones culturales de México”.

Dijo que se observó que el desprenderse de los bienes materiales con la finalidad de ayudar es muy antiguo, convirtiéndose “en la Nueva España en un absoluto control religioso ejercido sobre la sociedad novohispana, que dio como uno de los fines la génesis de la cofradía de Taxco, que fue una guía espiritual que tuvo como creencia, máxima la salvación de sus almas a través del purgatorio y del buen morir”.

Explicó que la técnica de transcripción paleográfica originó una muestra de los inicios del siglo XVII, “de los años de nuestro señor de 1602 y con los datos obtenidos se observó, los desarrollos tanto económicos como sociales dentro de la institución de la cofradía de los mineros”.

Aseguró que la cofradía fue de ayuda mutua entre los mineros que aunque fueron dueños de minas, de ganado mayor y mayor fue una institución pobre, por lo que en 1617 el arzobispo don Juan Pérez de Serna otorgó el permiso para pedir limosnas al mayordomo o a cualquiera de los cofrades durante los días de fiestas y domingos después del ofertorio de la misa.

Resaltó que a pesar de que fue la más antigua de las instituciones, las personas que la integraron eran pobres y necesitados.

Mencionó que hubo un libro donde se asentaron las inspecciones de la agrupación y vejemplo de ello fue que durante la elección de los funcionarios que se realizaba cada año en los días siguientes de la procesión de santo Entierro, se entregaron las insignias que de los directivos salientes a los entrantes.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.