¿La democrocia en la uag, un cáner? - La Jornada Guerrero
Usted está aquí: lunes 31 de octubre de 2011 Sociedad ¿La democrocia en la uag, un cáner?

ARTURO MIRANDA RAMÍREZ

¿La democrocia en la uag, un cáner?

A raíz de la próxima realización del IV Congreso General Universitario se puso en marcha un debate en torno a diversos temas, entre ellos el futuro de la Democracia en la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), de donde diversas fuerzas y personalidades: unos se manifiestan por cancelar los pequeños avances logrados a través de más de 30 años y otros, a conservarlos no sin antes, salirle al paso a los problemas que se han generado antes, durante y después de los procesos electorales de rector, directores y consejeros universitarios y de las Unidades Académicas.

Cabe rescatar del doctor Rosalío Wences Reza, fundador del Fredauag, aquellas palabras cuando se pronunciaba a favor fomentar la democracia al interior de la UAG, en el sentido de implantar el voto universal, directo y secreto en las elecciones de los directivos universitarios, para que les sirviera a los jóvenes preparatorianos menores de 18 años como escuela de aprendizaje del ejercicio de sus derechos ciudadanos futuros; sin embargo, cuando se conocen las declaraciones del actual rector sedicente heredero de aquel universitario, en el sentido de que aquellos avance democráticos, hoy le parecen un cáncer y como buen médico, proponga aplicarle “cirugía mayor”, no precisamente en los aspectos que lo provocan sino aniquilar el cuerpo dañado llamado democracia y eso ya provoca gran preocupación en la mayoría de los universitarios a pesar de las reales o supuestas encuestas que dice ya levantó para justificar ese atentado.

El argumento fundamental para atentar contra el voto universal, directo y secreto e imponer el “voto ponderado” es que durante los procesos electorales, fundamentalmente de rector, se han generado muchos vicios: violencia, compra de votos, presiones diversas, prácticas que nada tienen que ver con la democracia. Pero se cuida de no señalar una de las principales fuentes que provocan ese “cáncer”, como han sido los actos perversos impulsados desde la propia rectoría, al asignar categorías, basificaciones, etcétera, a favor de quienes destaquen como líderes en la Unidades Académicas con capacidad de sumar votos al candidato oficial en turno al margen de las instancias y normas establecidas.

No se sabe si la formación de médico del rector se basó en la medicina preventiva o curativa, porque si es la segunda tendría explicación más no justificación su planteamiento de aniquilar la democracia en la UAG, para acabar con todos esos males, en lugar de promover acciones preventivas como serían las de legislar –como lo hemos venido planteando desde hace tiempo–, a favor de la implantación de sanciones severas a quienes desde rectoría, los sindicatos, la planta de maestros y demás, que de manera impune hasta hoy, han venido prostituyendo el ejercicio de la democracia en la Universidad.

Las últimas elecciones han introducido otra variable no menos perversa, como es la intromisión de funcionarios públicos, diputados, senadores, gobernadores, etcétera, en los procesos electorales de la UAG, y el desmedido derroche de recursos a favor de uno u otro candidato, sin que haya ni legislación ni autoridad que se atrevan a cuestionarlo por ser parte del problema; ello da lugar a que incluso, pudieran estarse dando ya hasta financiamientos procedentes del narcotráfico, que obviamente, en ninguno de los casos será gratuito, todos invierten a cambio de algo.

Mientras en la sociedad se busca avanzar en reformas constitucionales que permitan mejorar los procesos electorales por medios democráticos, es lamentable que en la UAG, se hagan planteamientos en sentido contrario. Y si las prácticas democráticas se convierten en un cáncer, con esa lógica, que se cancelen los procesos electorales en la Universidad y en la sociedad para dar paso a la dictadura de una persona o “personas selectas” como implica el famoso “voto ponderado”. Ojalá y el rector aún esté dispuesto a reconsiderar su posición por el bien de la gobernabilidad de la universidad n

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.