A golpes desalojan a maestros de la Costera; cuatro heridos - La Jornada Guerrero
Usted está aquí: jueves 13 de octubre de 2011 Sociedad A golpes desalojan a maestros de la Costera; cuatro heridos

Policías de Aguirre y Añorve participan en la acción; sobrevuela helicóptero de la PF

A golpes desalojan a maestros de la Costera; cuatro heridos

(REDACCIÓN)FRANCISCA MEZA CARRANZA

Cuatro profesores heridos, tres detenidos y decenas de golpeados fue el saldo que dejó el desalojo que policías antimotines, municipales y del estado, efectuaron contra maestros que ayer bloquearon por más de seis horas la avenida Costera, a la altura de la glorieta de la Diana, en exigencia de seguridad para desempeñar su trabajo. En el acto también fueron agredidos reporteros y fotógrafos.

Previo al desalojo los profesores, la mayor parte integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (Ceteg), habían mantenido comunicación con el secretario técnico de la Comisión de los Diálogos por la Seguridad, Ernesto Aguirre Gutiérrez, quien les había propuesto dialogar a cambio de que desbloquearan la vía, lo cual fue rechazado, informaron los maestros.

Ante la negativa, poco después de las 4 de la tarde llegaron las primeras 11 camionetas de la Policía Municipal con equipo antimotines, pero se quedaron en la calle adyacente a la Costera, por el hotel Copacabana; el grupo de la Estatal se concentró en la parte trasera del club de golf.

En total, según datos oficiales, participaron 400 agentes en el desalojo; al frente del grupo estatal iba el general retirado Ramón Miguel Arriola Ibarría, subsecretario de Prevención y Operación Policial, y encabezaron los municipales el secretario de Seguridad Pública, Manuel Paz Espinoza y el encargado de despacho de la Preventiva, Miguel Ángel Hernández Albarrán.

Al ver la acción, los profesores que permanecían en el lugar, 500 de los casi 3 mil que marcharon, comenzaron a formar una valla, con la postura de no dejar que desarticularan el movimiento. Expusieron que el retirarse sería dar un retroceso a todo lo efectuado.

Para las 4:30 de la tarde las camionetas comenzaron a acomodarse en línea a unos 50 metros de los maestros; al menos 11 camionetas en el carril que conduce al zócalo y otras seis, más el camión de la Municipal en el sentido que conduce a la Base.

Los maestros comenzaron a lanzar consignas contra el gobierno estatal el cual, dijeron, lejos de ofrecerles garantías para su trabajo los iba a reprimir. “No queremos represión, exigimos solución”, “Repudio total al gobierno estatal” y “Aguirre traidor golpeas al profesor”, eran unas de las consignas.

Unos 15 minutos después las patrullas avanzaron con las sirenas encendidas; a la par los profesores comenzaron a cantar el Himno Nacional y el de Guerrero. Al lugar llegaron al menos dos ambulancias de la Cruz Roja.

A las 5:05 los antimotines comenzaron a avanzar golpeando los toletes en sus escudos y a su paso intentaron replegar a los profesores.

Los policías empujaban a los paristas para desalojarlos sin importar si eran hombres o mujeres, ni su edad. Algunos opusieron resistencia, por lo que fueron golpeados; otras cayeron al suelo entre los empujones y también resultaron golpeadas.

Al arremeter contra los manifestantes, los policías, alterados, intentaron detener también a reporteros, entre ellos Héctor Briseño, Aurora Harrison y Tonantzin Beltrán; asimismo, el reportero gráfico Pedro Pardo fue golpeado con toletes, al igual que su cámara, que sufrió daños, y rasgaron la ropa del también fotorreportero Javier Verdín.

Mientras esto ocurría, dos helicópteros de la Policía Federal (PF), parte del operativo Guerrero Seguro, sobrevolaban con la sirena encendida.

Los maestros fueron replegados en su mayoría hacia la calle María Bonita, que conecta con la llamada costera vieja; otros se dispersaron sobre la Costera. Se informó que detuvieron a tres manifestantes, quienes posteriormente, se dijo, fueron dejados el libertad, uno de ellos fue reconocido como Nezahualcóyotl Martínez, profesor de la secundaria 104 de la colonia Libertadores. Otros cuatro profesores, según la misma fuente, resultaron heridos, pero no se proporcionaron sus nombres.

A las 5:10 la circulación en la Costera fue reabierta, mientras los agentes ahuyentaban a los maestros que continuaban en el área. Algunos denunciaron robo de cámaras fotográficas y de video, así como celulares; otros, que fueron golpeados en distintas partes, y criticaban al gobernador Ángel Aguirre, que, afirmaron, llegó al poder porque la mayoría de los integrantes de la Ceteg votó por él.

Arriola Ibarría declaró que se trató de un desalojo “pacífico” con “saldo blanco” y que no hubo detenidos.

Las camionetas municipales y estatales con antimotines circularon por varios minutos después sobre la Costera, para evitar la reinstalación del plantón. Los profesores aseguraron que se reunirían para analizar el plan de lucha que desarrollarían luego de la agresión.

La marcha

Por la mañana, unos 3 mil profesores partieron a las 9:40 de las instalaciones de la Subcoordinación de los Servicios Educativos hacia el Centro de Convenciones por cuarto miércoles consecutivo, para exigir más seguridad, diálogo con el gobernador Ángel Aguirre Rivero, y desconocer los acuerdos firmados entre la corriente institucional y la administración.

Mediante el altavoz, uno de los maestros aprovechó para asegurar que con las amenazas de los descuentos al salario y las demandas no los intimidarían, pues su movimiento es para exigir garantías de seguridad y no con fines políticos y económicos como, dijo, fue el movimiento del SNTE.

Dijo que un descuento no vale lo que una vida, tanto de alumnos como de profesores y padres de familia, por lo que sostuvo que no importaba que les descontaran si a cambio les garantizarían la vida.

Los manifestantes llevaban mantas y pancartas en las que se leía “Aguirre, prefiero que me corras a que me maten”, “señor Calderón, Acapulco también es México”, “Aguirre Rivero, con la seguridad cumple a Guerrero”, “No a la cuota por nuestros hijos” y “Sigue la extorsión a toda la población”, entre otras.

A su paso por la avenida costera los profesores ofrecían disculpas a la población, así como a los hoteleros y prestadores de servicios turísticos. Asimismo, gritaban que ellos no son culpables de que no haya turismo y de que el puerto esté vacío.

La marcha fue escoltada por la Policía Preventiva Municipal y por un helicóptero de la Policía Federal.

El contingente llegó a las 11 horas al CIA en donde se plantaron hasta las 5 de la tarde, cuando fueron desalojados.

Y denunciados en el MP

El ayuntamiento de Acapulco informó que interpuso una denuncia ante el Ministerio Público del Fuero Común por el delito de ataques a las vías de comunicación por el bloqueo de los maestros en la Costera.

En un comunicado, informó que en coordinación con el gobierno del estado “en pleno uso de su derecho”, procedió a desalojar a “un grupo minoritario de la Ceteg que de manera intransigente se negaron al diálogo con las autoridades”.

El boletín indica que se integró la averiguación previa TAB/CAZ/06/67/2011 “contra quien resulte responsable”.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.