Guillermo Sánchez Nava - La Jornada Guerrero
Usted está aquí: martes 25 de enero de 2011 Opinión Guillermo Sánchez Nava

JUAN GARCÍA COSTILLA , IV Y ÚLTIMO

Guillermo Sánchez Nava

En muchas, muchas batallas, estuvo y estará Sam: con los choferes despedidos de la Flecha Roja, en el Movimiento postelectoral de 1988, en la lucha contra el bloqueo a Cuba, apoyando la ofensiva final del Frente Sandinista de Liberación Nacional, respaldando la revolución salvadoreña y al Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, como voluntario en la Cruzada Nacional de Alfabetización en Nicaragua, dentro del programa de reconstrucción nacional.

Sánchez Nava tiene historia y arraigo dentro de la izquierda mexicana, participó activamente a partir de 1981 en la reorganización de la Asociación Cívica Guerrerense (ACG) y en 1983 en la refundación de la Asociación Cívica Nacional Revolucionaria (ACNR). La vertiente cívica enraizó en el pueblo, con principios como la construcción de una nueva sociedad donde prevalezca la justicia, la democracia, la igualdad y la libertad.

El movimiento estudiantil en la UAG en el período de 1972 a 1984, fue prolífico en la formación de cuadros dirigentes que participan en las causas democráticas en Guerrero, líderes que se formaron en la Universidad Pueblo con Rosalío Wences Reza, quien llevó la formación universitaria a todos los rincones del estado.

En 1981, Sam fue uno de los principales de la Asociación Cívica Guerrerense en un proceso unitario en el que concluyeron diversas organizaciones sociales y revolucionarias, pero posteriormente resurge la ACNR en los días 29, 30 y 31 de enero de 1983 en Iguala, como una organización de masas de carácter político revolucionario, con una vocación internacionalista y solidaria con los movimientos sociales y de liberación que se gestaban en todo el mundo, además de la organización de la Coordinadora Revolucionaria Nacional. Participamos con Sam en el Congreso de La Laguna en marzo de 1986 cuando se lleva a cabo el primer congreso de la ACNR, donde se acuerda la primera participación electoral que tendríamos en Guerrero, coaligados con el PSUM, PMT y PRT, fundando la Unidad Popular Guerrerense, que lleva como candidato a gobernador al Dr. Pablo Sandoval Cruz.

En 1988, apoyamos primeramente a doña Rosario Ibarra de Piedra como candidata del Partido Revolucionario de los Trabajadores a la presidencia de la República; posteriormente nos incorporamos al Frente Democrático Nacional que impulsaba a Cuauhtémoc Cárdenas a la primera representación nacional; en 1989 como acuerdo del segundo congreso de la ACNR celebrado en la ciudad de Querétaro, nos incorporamos como corriente cívica al Partido de la Revolución Democrática, que se formaba como resultado de la inconformidad que causara el fraude de 1988.

Guillermo es referente histórico de la izquierda mexicana, que se ha preocupado por luchar por el respeto a los derechos humanos, la organización del partido, la formación de los comités de base, es producto genuino del sacrificio y el espíritu de servicio, la lealtad y la perseverancia, cualidades que lo han llevado a ser diputado Local, federal y dirigente estatal del PRD; es un estratega político, hombre generoso, solidario y orador implacable, que ha dedicado toda su vida a luchar por un mundo mejor.

“Aquí estamos Sam, cuidando tu trinchera hasta tu regreso, tenemos todavía muchas batallas por compartir y muchas victorias por conquistar”. Ya vivimos la historia, ahora el reto es escribirla.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.